001: Crónica del gusano en la manguera

Tal vez en unos meses este texto no tenga sentido, o se convierta en bocado para engrosar el anecdotario. Pero hay una segunda posibilidad, y es por eso que lo escribo.

La opción dos no me gusta mucho, y tiene que ver con el gusano en la manguera.

El dolor de las cervicales me pone de malhumor y me roba el sueño. La llegada de la noche me fastidia; sé que tengo que dormir y también que no voy a poder hacerlo. En general, desde hace un mes que vengo con todo el culo afuera, pero haciendo un esfuerzo desmedido para no mandar a media humanidad a la concha de su hermana.

Siempre con educación.

Pero ahora estoy molesto de más, porque también estoy impaciente.

La posibilidad de que se quite de una vez por todas este dolor, me embriaga. He probado de todo, y no hay manera: resiste. Pomadas, exorcismos con humo y piedras, masajes orientales, quiro no sé qué y acupun no sé cuánto. Duchas calientes, ejercicio local, inyecciones, pastillas sublinguales, pastillotas de colores, pastillas medianas. Todo. Y nada.

Las bolas llenas.

Conté que había ido a verlo al Emilio, y que de entrada me pidió una resonancia. A ninguno de los otros médicos pelotudos se les había ocurrido hacer eso, se limitaron a decirme que tenía artrosis y que con natación eso se arreglaba.

Las pelotas.

Para la resonancia me dieron un turno raro:

-Podemos atenderlo a la una de la mañana del miércoles o a las tres y media de la mañana del jueves.

-¿De la mañana tipo madrugada, decís vos?

-Sí, señor.

La máquina esta de las resonancias no puede apagarse. Por eso la aprovechan en la noche y le sacan chispas también, de ahí el horario de los turnos.

Así que otra vez fui a parar a una sala de espera. Otra vez rodeado de gente con la pata hinchada, con la cabeza vendada, con el brazo en cabestrillo. Un asco. Y yo con mi cuello ortopédico y mi cara de culo con la pera en balcón a la calle.

Me llamaron. Las personas que manejan esas máquinas de noche son una clase de profesional de la salud mezcla entre enfermero y médico; se visten más o menos parecido, pero tienen otra actitud. Son como más técnicos y siempre se los ve tristes.

El trasnoche, quisiera decirle a este señor, también me está jodiendo el humor a mí. Solidaridad del insomnio.

Me acosté en una camilla rígida. Apenas apoyé la cabeza, supe que iba a ser una tortura, porque hace meses que no me puedo enderezar. Erguirme es el equivalente a meterme un racimo de paraguas en el upite. Pero también sabía que esta era la única forma. Si aguantaba un rato adentro del sarcófago en el que me estaban por meter, sabría por fin qué tipo de pinzamiento, hernia o lo que puta fuera, se había dedicado el último tiempo a joderme el sueño.

El estudio dura una media hora. Mientras estás dentro, con pedido expreso de no moverte ni para soltar un pedo, un aire sale por los costados de tu cabeza para que no te sofoques. Y el aparato hace unos ruidos como de ascensor que arranca junto a tu oreja.

Me pusieron un líquido de contraste en un brazo.

-¿Duele?

-Mno.

Salí de ahí bastante esperanzado. En una semana iban a darme por fin las fotitos donde se vería qué vértebra estaba hinchando las pelotas. Busqué los estudios siete días después y se los llevé al Emilio.

La escena del galeno que levanta la placa, se toca la barbilla y dice «ajá», debe estar en el top ten de las que se imaginan los pacientes.

Estás ahí, escritorio de por medio, mirando portarretratos de niños en atardeceres, o cartelitos que esos mismos niños han dejado con letras eléctricas debajo del vidrio del escritorio. Más allá, un armario chiquito con los dos Genioles viejos, más acá un almanaque triangular de papel con el nombre de alguna droga. Y la camilla, que siempre imagino repleta de pendejos.

Esta vez, el Emilio no dijo «ajá»; dijo «acá está».

-¿El qué?

-Esto, ¿ves?

No veía un sorete.

-Las cositas estas que están acá son tus vértebras. Y ahí está la médula, por donde te pasan todos los nervios.

-Sí, comprendo.

Y resulta que, atascando la manguera, había un gusano gris.

-Está pegado a la médula -observó el Emilio.

-¿Qué mierda es eso, un tumor?

-Una lesión -me corrigió.

Decir «lesión» es de putos. O sea, un tumor.

En honor a la verdad, había fantaseado con que esa palabra quedase flotando sobre un escritorio más de una vez. Todos los dramas deben comenzar así, con una palabra que gire el curso de las cosas sobre un escritorio entre dos personas.

Emilio empezó a explicar y yo escuchaba y cada tanto preguntaba.

-Si es un tumor, ¿qué onda? -dije levantando una ceja.

-No quiere decir que sea ni bueno ni malo. Es un tumor y hay que abrir para ver bien.

Pregunté cómo era la cirugía, qué había que hacer, y qué mierda me tomaba antes de que me abrieran el espinazo.

-El dolor, Emilio. No doy más.

Me pasó un papel con más cosas escritas para tomar y después me empaló con una inyección de corticoides.

-Hay que poner fecha de cirugía ya, José.

-Si ahora estás medio al pedo, pasemos al otro cuarto y arrancamos, nomás.

El dolor es tan hinchapelotas que no me importaría si me lo hicieran sin anestesia. Pregunté por el mejor y el peor escenario. Se resume a que en una versión, salgo caminando y no vuelvo a ver al gusano en la reputavida. En la otra versión, el gusano puede estar encariñando y no querer salir. Entonces hay que rasparlo y ver de qué está hecho.

El riesgo, en ambas cosas, es tocar algo que no corresponde y que tenga que pedir asistencia técnica para hacerme la paja hasta que me muera.

No pienso en eso. La paja es algo sucio. El sesenta por ciento de mi cabeza está intentando ignorar el dolor. El restante, se empecina en proyectarse durmiendo doce horas boca arriba como un bebé drogado.

Pienso en mi familia, en la edad, en el trabajo, en los afectos.

En estas situaciones, la cabeza es un caballo asustado que va tumbando barreras. El secreto es saber frenarlo para no volverse loco.

Con Naty ya armamos una estrategia. Si alguien en este mundo no debe enterarse, ese es mi viejo. No lo soportaría. Le tiene alergia a todo lo que ver con hospitales y enfermedades. Así que todo se resume, básicamente, a dar una versión corta tipo mentira piadosa, para los que me ven en la calle con el último cuellazo ortopédico que me compré:

-Una hernia que me tengo que operar.

No tengo miedo. Y no porque sea valiente, si no porque todavía no siento que esto me esté haciendo jugar al borde de la cancha. Creo que va a salir bien.

Voy en cuenta regresiva hacia un quirófano, donde me levantarán la piel, el músculo, los cartílagos y el hueso. Voy en cuenta regresiva a cualquier posibilidad. Mientras espero, sin angustiarme, voy por la casa leyendo y atajando los sablazos en la espalda. Amanezco unas horas antes que el sol y me doy baños calientes. Desayuno cuando el cielo se quita las lagañas, y para cuando ya es de día, voy montado en mi segundo calmante.

A la mañana es mejor, puedo quitarme el cuello ortopédico un rato y la brisa me refresca el pescuezo. Se siente bien. Luego me paso el día dormitando y dejando caer los libros al suelo.

Extraño mucho escribir. Textos cortos como este, por ejemplo. Estar sentado me jode definitivamente la espalda. Así que pongo una silla sobre la mesa, y sobre la silla, la nólbuk. Tecleo de dorapa. Tiene su onda, me siento Hemingway (por el peso).

Me han recomendado que fume porro (flores, no paraguayo), para mitigar el dolor y para dormir. Es mejor, es más natural.

Y ahora estoy de licencia en el trabajo.

Naty me pide que me tome estos días como de vacaciones, que me rasque los huevos, que intente relajarme. Así que no atiendo el teléfono ni contesto correos. Sólo leo, como, cago, fumo y escribo en la cabeza.

Estar sin teléfono es lo mejor.

Tal vez, en unos meses, este texto no tenga sentido, o se convierta en bocado para engrosar el anecdotario. Pero hay una segunda posibilidad, y es por eso que lo escribo.

La opción dos no me gusta mucho, pero pronto sabré si vale la pena dedicarle cabeza.
.
.
.
.

Esta entrada fue publicada en Crónicas del gusano en la manguera. Guarda el enlace permanente.

42 respuestas a 001: Crónica del gusano en la manguera

  1. Natushka dijo:

    Carajo. Esta vez no me pude reír, che, ni una sola vez, no me salió.
    Tampoco me salen muchas palabras que decirte. Qué bueno que no tengas miedo, a mí me dió, pero de más está decirte que este nudito que se me hizo acá no hará más que gritar desaforado un par de hechizos inventados pra espantar a ese gusanito conchudo quese atreve a acercarse a tu cabeza.
    Tomá! Un abrazo inmenso.

  2. nana dijo:

    Ay Playo, lo único que se me ocurre es obsequiarle una de esas manos de marta minujin para la cuestión onanística en caso de que sea la opción dos. Aunque espero que no. Y que se vaya pronto ese puto dolor!!!!!! y no sea nada!!!! y usté siga escribiendo!!!! Hágale caso a la Nati y tómese estos días como de vacaciones. Y para relajarse, buena mota y no Miguel Ángel.
    Abrazo, querido José!!!!!

  3. Irene dijo:

    Una vez recibí la noticia de tener un tumor y fui al quirófano. Por otros motivos, desde hace tiempo convivo con el dolor y lamento que no pueda solucionarse con una operación.
    Para qué hablar de lo que se siente con tamaña noticia, creo que mi mejor aporte en este momento es decirte que te imagines la cara de tu médico sonriente, diciéndote que todo salió bien y que hay que olvidarse del tema. Hacélo todas las veces que puedas, con nitidez. Cada vez que te cueste dormir, plantáte esa escena en la cabeza. Yo lo hice sin saber, y fue tal cual como lo imaginé. Mucho después supe que es un ejercicio que suele hacerse.
    Los buenos deseos también sirven, te mando muchos.

  4. Dave dijo:

    Es la primera vez que no me gusta lo que leo en Peinate.
    Deseo que salga todo bien y que te recuperes pronto.
    Esperamos noticias, abrazo enorme José!!!

  5. Cecilia dijo:

    Quedamos a la espera del próximo bocado de este anecdotario con los dedos cruzados, y nuestro cariño y energía iluminándote. Abrazo fuerte y gracias por compartir ésto también con nosotros.

  6. Jess dijo:

    Fuerza Jose!!!! Los que te seguimos hace tiempo queremos que te recuperes de ese dolor horrible que no te deja hacer lo que mas te gusta!!! Y tomaste la decisión correcta, todo va a salir bien!!!
    Te esperamos por acá con buenas noticias.

    Un abrazo muy grande!!! (pero no tan fuerte así no te duele el cuello. jeje)

  7. Desert69 dijo:

    Concha’e la lora, Playo…

    No se cuántas veces me puse así de mal por un tipo con el que nunca compartí una birra.

    Fuerza, bastante (si se escapa un pedo, bue, que salga nomás). A ponerle el pecho y confiar en el tordo.

    Sin una puta palabra no-cliché.

    Un abrazo gigante, maestro.

    Y, vamos con la cuenta regresiva a culear sin sufrir la mañana.

    Qué lo parió, Playo…

  8. Mariú dijo:

    Mi estimado Playo:
    Leo con preocupación que anda desperdiciando el tiempo de vacaciones o licencia, como dice muy bien Naty, en pensamientos de tipo onanístico y etc. cuando en rigor de verdad, usted tiene una deuda conmigo. No se haga el gil. Me prometió el policial. Sí, ese que usted sabe muy bien. Así que no se ande con excusas y piense en ESTO, focalice, que del cerebro le salga humo (del cerebro, dije) y luego, cuando ya no escriba parado, dele al tecleado. Que las deudas se honran.
    ¡Fuera los gusanos!
    Nos seguimos viendo/leyendo. Todo va a salir muy bien.
    Abrazo de gol.

    PD: Ahora entiendo por qué no atendías el teléfono…

  9. Adriana Ortiz dijo:

    Estimado José:

    No te conozco personalmente, no sé porqué, pero sólo por tus textos me provocás afecto. Lamento mucho lo que te pasa. Espero se solucione pronto de la mejor manera. Vamos a ser muchos los que tiraremos la mejor energía para que el Universo te la devuelva a vos y te recuperes pronto ,y así podamos todos disfrutar leyendote nuevamente. Un abrazo.

  10. Miquita dijo:

    Fuerza fuerza José que esto es sólo una anécdota!!! Un abrazo.

  11. Liliana dijo:

    Leí de un tirón desde la pantallita del celular (cosa que odio hacer) y me iba creciendo una indignación y una pena mientras me lagrimeaban los ojos (digamos que por esfuerzo ocular).
    Creo que alguna vez te recomendé acupuntura y al leer esto me da bronca que recién ahora a alguien se le ocurra hacer la resonancia. Cuando uno ve Dr. House estas complicaciones y olvidos son divertidas porque es ficción pero cuando gente que no aprecia lo vive no da ni puta gracia. Lo único a nivel experiencia que puedo decirte es que soy amiga de una luchadora que ya va por su octava cirugía (otro diagnóstico, nada que ver) y lo que ella hace es lo que vos decís: no darle cabida en la cabeza. Todo un reto pero el espíritu que denotan tus letras es capaz de eso y más.
    Sana, sana y te esperamos mandándote las mejores vibraciones de alma. Chuic

  12. cris dijo:

    ánimo, playo! no ha y mucho para decir, salvo que las buenas ondas de todos los que te seguimos se van a hacer rayo láser para mandar bieeeen a la mierda a ese gusano podrido. abrazosssss!

  13. Anuarcito dijo:

    Hola jose. Tengo una hermana que tenia una pelota de fulbo en el pecho. Estaba agarrada a la aorta. El final es que se lacsacaron y todo bien. Ni se acuerda del problema. Escribi que solo es eso., una anecdota para que vuelvas recargado. Te llame mil veces abrazo!

  14. Javier dijo:

    Jose.
    Te leo hace mucho, unos 4 años al menos. nunca comento. Hoy creo que amerita.

    No te conozco, solo hemos cruzado un mail una vez con una consulta.

    Comparto el comentario de Desert69, no se cuando me puse así de mal por alguien con el que no he compartido una cerveza. De todas formas, solo por medio de tus textos te has ganado un gran aprecio de tus lectores.

    Desde acá todas las fuerzas, deseo que esto forme parte de una anécdota y que puedas dormir panza arriba como un bebe pronto.

    Estas en deuda, esta vez no nos robaste una sonrisa. Espero que la próxima si.

    Saludos

  15. Irene dijo:

    Perdón por lo imperativo de las palabras: no tomes el tiempo previo como vacaciones. Tomálo como un entrenamiento para llegar con el cuerpo y la cabeza lo mejor posible a la operación. Comé alimentos ricos en hierro y vitaminas. Pensá en liberarte de eso extraño que hay en tu cuerpo. No dejes de imaginar la sonrisa de tu médico cuando te dice que está todo bien.
    Y por favor no nos dejes sin noticias.
    Mucha suerte, de la buena!!!!!!!!!

  16. Marina Roco dijo:

    Playo…. el marido de una amiga tenía 2 hernias en las cervicales. se la pasaba mariconeando (justificadamente… pero daba tanta lástima su sufrir, que daba para sacar un 38 y sacarle la agonía con un plomito entre los ojos).
    se operó, los primeros 2 días pedía por favor q le volaran la tapa de los sesos.
    Al 4° día, El Milagro. Fin del dolor, fin de ser la versión pedorra de una momia… Volver a nacer. Y respetar la ingeniería con la q está construído el cuerpo, q un desvío de milímetros haga semejante diferencia. Huevos, paz, cogollo.

  17. elrober dijo:

    a mi me sacaron uno de la glándula hipofisis el 17 de agosto, te lo conté en un post anterior, al mío lo apodaron nódulo, yo siempre le dije tumor al culiado.Casi me deja ciego, fuerza querido José, entiendo el cagazonononón

  18. Puta madre, José Luis! No da para meterte la habitual gastada. Te mando un abrazo (flojito para no joderte las vértebras) y me quedo con los dedos cruzados para que salgas entero, y yo pueda seguir los muchos años que espero que nos toquen, reclamándote el asado.

  19. viczzo dijo:

    Todo va a estar bien!!! Confía en los médicos que saben lo que hacen (ok, algunos no, pero el Emilio y sus colegas de confianza, sí). Tranquilo, fuerza, y un abrazo gigante! Cariños José

  20. JM dijo:

    ¿A nadie se le ocurre que esto puede ser ficción? Se me ocurre que este señor tiene toda la capacidad de escribir con total crudeza sobre algo que en realidad no está viviendo…

  21. Natushka dijo:

    @JM: Tiene la capacidad, claro que sí. Si te fijás, este señor comparte con nosotros desde el amor con que lo desarman sus hijas hasta el cagazo conque vivió situaciones de mierda, siempre emocionándonos o haciéndonos cagar de risa. Este post tiene otro tono. Si no sabés captarlo es simplemente que no lo conocés.

  22. Despeinada dijo:

    «Juerza»

    Cuando es el día D ?

    Cuando y a qué horas pls…para juntar energías.

    Beso gordo, así, sin comas.

    🙂

  23. Mariela dijo:

    Josecito, vas a estar bien…no seas boludo……………hace poco que me llego Peinate, me lo lei todo, de tanto que me gusto, espero mas y mas….un abrazo que ahorque al gusanito quisiera darte…….desde la Patagonia, con amor.

  24. elrober dijo:

    FUERZA JOSÉ, TE QUIERO MUCHO, SABELO, MI SRA TE MANDA SALUDOS

  25. Vamos, Jose. Huevos o lo que sea. Y si precisás de alguno de los que siempre te leémos, chiflá. O que alguien chifle por vos.

    Un abrazo enorme.-

  26. Nippur dijo:

    Acá estoy. Sé que no vas a atender llamadas ni guasaps. Igual estoy. Propongo hacer algún ritual cuando todo termine. Te imagino bailando tipo perreo mientras ponemos ese gusano de mierda en una botella de tequila y la lacramos.

  27. puta madre loco.. mucha fuerza josé, un gran abrazo!.

  28. Kariu dijo:

    Apenas nos conocimos aquellas jornadas gloriosas durante la apertura del bar Orsai, pero desde entonces te adopté porque me gusta como escribís y sos cordobés y me hacés reír. Este post no fue tan gracioso, pero es muy sincero y lo valoro, que puedas volcar lo que hay ahora en tu cabeza. Espero con todo mi corazón que la leyenda del gusanito sea una anécdota más que cuentes a tus nietos dentro de muuchos años. Te mando mucho amor y energía.

  29. Lucas, desde Córdoba dijo:

    Pero carajo che, que gusano cretino!
    Saldrá todo bien José, todo este moco será una anécdota antes de que te des cuenta. Adhiero a las recomendaciones de lxs amigxs que dicen que pienses en la cara del médico diciéndote «andá descorchando, cabeza!»
    Abrazo enorme, y no deje de avisar si uno puede dar una mano. Salvo para eso que usted dijo…

  30. VERO dijo:

    Jose, amigo, me sumo a esta gente para darte fuerzas y desear que pronto puedas disfrutar a tus chicas haciendote caballito, siempre en ellas encontraras fuerzas para seguirla luchando, y bueno sin mas que decir ojala que este sea un cuento mas , un abrazo !

  31. mario dijo:

    José, cordobés culiado!

    No sé por qué pasa esto, pero a veces hay personas que no conozco ni de lejos, pero las siento muy cercanas. Gente que con lo poco que conocés de ellas, ya te alcanza para quererlas.
    Vos sos así, flaco. Tenés un ángel, algo que despierta el cariño de la gente.
    Con la única otra persona que me pasó así fue con el negro Fontanarrosa, y lo lloré un montón. Pero vos sos un pendejo, tenés mi edad, nuestras hijas tienen la misma edad, así que va a salir todo bien. Hay un montón de gente haciendo fuerza para que esto no sea nada.
    Tenía un montón de cosas que se me iban ocurriendo pero corto acá para no joder.

    Te mando un abrazo enorme, con mucho cariño.

    Mario

  32. Mario dijo:

    José, cordobés culiado!

    No sé por qué pasa esto, pero a veces hay personas que no conozco ni de lejos, pero las siento muy cercanas. Gente que con lo poco que conocés de ellas, ya te alcanza para quererlas.
    Vos sos así, flaco. Tenés un ángel, algo que despierta el cariño de la gente.

    Con la única otra persona que me pasó así fue con el negro Fontanarrosa, y lo lloré un montón. Pero vos sos un pendejo, tenés mi edad, nuestras hijas tienen la misma edad, así que va a salir todo bien. Hay un montón de gente haciendo fuerza para que esto no sea nada.

    Tenía un montón de cosas que se me iban ocurriendo pero corto acá para no joder.

    Te mando un abrazo enorme, con mucho cariño.

    Mario

  33. Andrea dijo:

    mi mamá, hace ya varios años atrás, tuvo la mala pata, o mala vertebra mejor dicho, de toparse con un gusano similar, este medía un poco más de 10cm de largo…bien instalado el desgraciado, en las vertebras bajas, la pobre habia quedado literalmente a 90º!!! y así se quedó un tiempo aullando de dolor…durante dias y días los diagnósticos divagaron entre…»lumbalgia, artrosis, meningitis, ….tumor», efectivamente eso no quería decir ni bueno ni malo…había que abrir…el muy desgraciado estaba aquerenciado (según el doc, hacía varios varios años que la cosa venía gestándose allí) No fue simple, ni mucho menos indoloro…finalmente el bastardo pudo ser arrancado de allí, no sin antes romper una pinza! pero se fue y con él mágicamente todo el dolor. Hoy, aquello es solo un mal recuerdo, y así será SEGURAMENTE esta vez! FUERZAS!

  34. quito dijo:

    aguante los trapos josé…

    y fumá flores sin culpa, que te van a caer bien… cuando todo sea una anécdota, podrás dedicarte a jardinear flores para otros que necesiten relajar de cosas chotas como tu gusano…

    te mando la mejor, desde este lugar desconocido que se llama comentario…

    abrazo, y espero que aunque complicado le encuentres lindas fotos al viaje…

    q.

  35. An´ dijo:

    Sos un grande José.

    Me he reido mucho con esto, y no es que me cague en lo que te está pasando, es que admiro mucho la capacidad de reir bajo cualquier circunstancia. Fundamentalmente la de reir con las cosas que a uno mismo le pasan y poder expresarlo. Y como de risa es este asunto, formalmente quiero hacerte llegar una, dos, o más florcitas (cocecha propia, en las casas en un armario que tengo que desarmar porque sino la madre de mi hija no la deja venir mas a visitarme :S) en agradecimieno a su maraviosa prosa.

    Sería un honor compartir la cata con vuestra merced, pero considero que lo indicado es que le llegue por alguien en común. Así que será Lxxxxto el encargado de hacerle llegar el presente. No se si llegues a creerme, pero yo siento que un tipo de estas flores -tengo dos- además de dar un buen sacudón al cerebro, pega justamente en el cuello y los hombros. Al menos a mí me sienta así.

    ¿Sabes? me hace sentir bien saber que te vas a deleitar con el regalito.

    Comentario 35, me fijé en los numeros de la quiniela para ver si era señal del destino pero no: «pajarito» dice que significa. Así que cualquier cosa a esto, te lo contó un pajarito (aunque quizá sea más apropiado lo de pajerito. Y con esto quiero cerrar diciendo que no acuerdo con eso de que la paja sea algo sucio -eso depende de dónde termines).

    Saludos y siga así: riendo y contagiando buena onda. Lo que sea, será.

  36. Julela dijo:

    Fuerza Josecito!!!!!!! Todo va a salir muy bien!!!!!!!!

  37. Sil dijo:

    Hola, llegué acá x Luis. es la primera vez q te leo, te banco mr. Pelayo quiero q te sigas peinando mucho tiempo asique voto con hartas ganas por la opción número uno. Un abrazo 🙂

  38. El_Agustín dijo:

    Gente. Soy Agustín (el hermano de José).
    ¡La operación fue un éxito!
    Después de casi 6 horas los gigantes de los médicos que lo operaron pudieron retirar el gusano y José está bien, en terapia intensiva ahora pero recuperándose y bien.
    Esperemos que pronto pueda postear la parte 006 de esta crónica.
    Gracias a todos por las palabras de aliento y por la buena onda.
    Un abrazo.

  39. El_Agustín dijo:

    Pudieron sacar todo, era muy grande, aparentemente no es de los mas benignos pero los médicos no creen que esté acertada la biopsia presuntiva.
    Hay que esperar la biopsia definitiva.
    Las horas que vienen serán decisivas para determinar secuelas.
    Ya estamos en la etapa de recuperación!

  40. Memi Luján dijo:

    José, después de un tiempo considerable fuera de la red me estoy enterando de tus últimos dos meses… qué puedo decirte! No puedo reírme como loca con este texto pero es de una grandeza increíble José… fuerza loco! fuerza!!!!

  41. Martin Weinzetel dijo:

    Hola José hace mucho que no te veo, pero me contó tu hermano y queria mandarte un fuerte abrazo y me alegra saber que salió todo bien. Ahora a meterle para adelante nomás!
    Abrazo grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *