Revista Orsai: el asunto sos vos

Supe de la existencia de Casciari a mediados de esta década, cuando los diarios ponían periodistas desorientados a escribir notas sobre el fenómeno de los blogs. Entre las cosas que se decían (el blog venía a matar a los libros, a los viejitos que cruzan con lentitud las calles, a los pandas), el nombre de Hernán brotaba titular de por medio. La noticia era que un joven argentino se había disfrazado de mujer en España, para parir un género literario nuevo: la blogonovela.

¿Quién era este señor que no vendía poemas aburridos a la luz de las velas, ni tediosas novelas de ranking baldías de emoción? ¿Por qué se juntaba gente alrededor de un fogón virtual para disfrutar del placer de contar historias? ¿Cómo era eso de regalar literatura envuelta en jamón crudo para cosechar lectores donde no los había?

La historia de Hernán puede leerse completa en Orsai.es, su histórico blog expatriado. Cada entrada es un puente de ficción y afecto tendido entre Argentina y España. Por él circulan su familia, sus pasiones y sus proyectos. El Chiri Basilis, su amigo, es protagonista de muchos relatos. Yo dudaba de su existencia, pensaba que era como Huckleberry Finn o Sancho Panza. Hasta que una madrugada en mi bandeja de entrada apareció un mail de Casciari. El asunto rezaba: “El asunto sos vos”. En el correo Hernán me contaba una historia de casualidades digitales que nos implicaban al Chiri, a él y a mí.

Como al comienzo de un idilio, nos prometimos asados, charlas al pedo con brindis espirituosos e intercambio de libros. Nunca logramos juntarnos. Me tocó entrevistarlo en video conferencia en una feria del libro donde mezcló literatura con hachís; aceptó mi invitación a ser jurado en el primer concurso de blogs cordobeses, El Blogazo; pero nunca nos vimos las caras.

Para la época en que vino al país a ver qué había hecho Antonio Gasalla con su libro en el teatro, Hernán estaba escribiendo poco en Orsai. Se limitaba a cumplir con las columnas en El País de España y en La Nación de Argentina, a ver cómo las editoriales imprimían sus textos en distintos idiomas. Yo aprovechaba para infiltrar escritos suyos en las clases de la universidad y, cuando algún alumno me decía que no le gustaba leer, le mandaba un link de Orsai que sabía a jamón crudo.

Hernán Casciari vs Chiri Basilis, a los besos

Literatura delivery

Me cae muy bien la gente que, con acciones, demuestra un genuino interés por incentivar la lectura. Casciari es de esos pocos autores preocupados por tramar y por fomentar el consumo de historias. En esa línea están la mayoría de sus proyectos. El desafío parece ser siempre «¿cómo hago participar al lector?».

A la última sorpresa la dio en setiembre de este año, con dos textos titulados Matar la crisis a volantazos y Renuncio. En ellos rompía públicamente contrato con diarios y editoriales, decidido a invertir todo lo ganado hasta el momento en una revista que se distribuiría, desde España, a todo el mundo.

La gente que hace negocios con BlackBerry y corbata se empezó a preguntar ¿cómo van a sostener esa estructura costosa y caprichosa? A la respuesta la dieron los mismos lectores, que apenas supieron del proyecto, tomaron por asalto librerías a lo largo del planeta y dejaron señas para miles de pedidos. Gente que no se conocía en Chile, México o Israel, se comunicó por mail, completó planillas de Excel, y se juntó (como ocurrió en Córdoba) en las escalinatas de una catedral para intercambiar el dinero de su ejemplar.

Por estos días, Revista Orsai está cerrando ya el mostrador para encargos. Los responsables avisan que no habrá reimpresión del número uno, y hay que esperar hasta la primera semana de enero para ver qué hemos comprado.

A mí me sigue generando dudas esto de apostar todas las fichas a la buena voluntad del lector, me parece ficcional. Sin embargo, la comunidad prehistórica de Orsai, el grupo de desconocidos que visitan ese espacio para reconfortarse, sin saber —en muchos casos— que están consumiendo literatura, respondieron con alegría. Hace poco me tocó, por primera vez en la vida, caminar mi ciudad con un grupo de extraños en busca de librerías que aceptaran traernos una revista que no existe. Me quedaron grabados dos comentarios:

«Nunca en la puta vida había reservado algo en una librería»; y «Si me llegan a ver mis amigos, se me van a cagar de risa».

Admiro a los autores generosos, a los que, como dice Antonio Muñoz Molina, actualizan el vicio por la sorpresa y la incertidumbre que tenemos todos desde pequeños. Quienes en distintas ciudades del mundo están esperando ver esas páginas, son parte de una trama, de una historia. Ellos son, sin intermediarios ni publicidades, los protagonistas. Ante la mirada desconfiada de los viejos libreros, intuyen con placer: «El asunto soy yo».

.
.

Así funciona Revista Orsai:
1) Desde la redacción/pizzería (para lo cual exportaron el horno pizzero y al pizzero «Comequechu» de Mercedes) veinte amigos y familiares arman un medio sin intermediarios y sin publicidad.
2) 208 páginas, formato: 19×28 cm. Interior: Paper Print speed de 120 gramos, impreso a 4+4 tintas. Será trimestral y en cada país costará lo que un libro (en Argentina, 52 pesos, gastos de envío incluidos).
3) Los que no tienen dinero o no llegaron a reservar, podrán leerla —gratis— en pdf.
4) Toda la distribución está en manos de los lectores, que deben convencer a los libreros para que compren packs de una revista que no está impresa y cuyo contenido se desconoce.
5) En Córdoba se consigue en Aforismos, 25 de Mayo 75, en la peatonal. ¡Pero hay que apurarse!

Anticipo de nota publicada
en el suplemento cultural
Ciudad Equis
(Córdoba, diciembre ’10).

Esta entrada fue publicada en Relato y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Revista Orsai: el asunto sos vos

  1. ¡Aiaiay! Yo ya encargué la mía a un salteño que vive en Córdoba y que no lo conozco personalmente, ni telefónicamente… Solo existe un contacto con otro intermediario salteño… ¡que tampoco conozco!
    Mi revistita llegará con delay (principios de febrero), así que pido encarecidísimamente que no se me adelante ningún otro contenido.
    Ahora, si mi revista no llega, me escondo adentro del próximo horno que encargue Comequechu (tengo la convicción de que le va a ir bárbaro) y me voy a España a reclamar mi ejemplar… Claro, eso si no me encierran en Barajas y me deportan (ya sabemos que la posibilidad existe, ¿no?).
    Mandaría a alguien que me la compre en la librería que mencionás pero ya quedé con esta gente… ¿Y si me compro dos ejemplares, por las dudas? No me da el presupuesto, boló, ¡si apenas me alcanza pa’l bondi! Bueh… Tendrá que ser así, nomás.

  2. Xtian dijo:

    No me quiero poner sentimental, porque después dicen que soy puto. Hernán es un tipo inteligentísimo y divertido, pero también muy generoso. Y es un héroe de acción. No me refiero a uno de esos musculosos que cagan a tiros a todo el mundo, sino uno de esos tipos que frente al cinismo y al «todo me da lo mismo», apuesta a otra cosa. A hacer la revista en la que él cree, la que quiere leer, sin importarle tres carajos lo que digan los demás (el establishment literario, el establisment cauteloso, el establishment snob, etc). Pero más allá de eso, es un tipo generoso. En setiembre me mandó un email misterioso preguntándome si quería hacer un laburo X. A los pocos días me dijo que se trataba de una revista así y así. Y uno que recibe propuestas de este tipo, tiende a esperar que estas cosas se desinflen a medida que avanzan, y que termine todo en puterío, o en gente ofendida, o en discusiones laberínticas. Acá pasó al revés, la cosa se fue inflando y al final el globo aerostático despegó (me fui al carajo con la metáfora). Y la revista sale y va a estar buenísima (y no lo digo sólo porque acabo de entregar mi traducción de un cuento genial, inédito en castellano). Sino porque es uno de los laburos que más disfruté hacer y con un tipo que cree en vos, que te agradece, que te ayuda y lo hace todo con honestidad. Así da gusto. Esto es casi su filosofía de laburo: «divertirse como chanchos», y lo logra transmitir, no solo en el laburo, sino hacia los lectores y así todos nos sentimos partícipes y somos hinchas de la revista. Una revista insólita y que va en contra de todo lo que te enseñaron en la escuela del periodismo desganado. Vamos Orsai todavía.

  3. la eli dijo:

    que genial!!! no si ustedes son lo nuevo en materia de literatura, siempre un paso adelante, reinventando un mundo que parecia muerto. jose, donde la consigo en mendoza???
    PD excelente tu nota, ni una palabra de desperdicio, se nota que escribis con el corazon en la mano.
    tu fiel admiradora, eli (de mendoza)

  4. Pingback: BlogESfera.com

  5. genial Casciari !! ya tengo reservado mi ejemplar nº 1 y es como vos decís, una revsta que se niegan algunos libreros a arriesgarse pero lo lectores independientes la compramos casi a ciegas. bueno a ciegas no Ya prometen mairal villoro y altuna bueno ya con eso es yapa Orsai nº 1 se venderá como pizza caliente del comequechu!!

  6. Pingback: Bitacoras.com

  7. Dave dijo:

    Disfruto muchísimo leyendo Peinate y Orsai, me deleito, me río, lloro y me quedo pensando… me divierto como chancho frente a lo que escribís vos y Hernán en sus blogs. Hoy encontré en la bandeja de entrada «Hay algo nuevo en Peinate» y hoy es jueves así que también hay algo nuevo en Orsai, y yo chocha.
    MUCHAS GRACIAS! Por apostar en esto que hacen y hacerlo tan bien, yo estoy convencida de que escriben para que yo lo lea. Ojalá escribiera como lo hacen uds, así sería más fácil contarles todo lo bueno que generan con su trabajo, pero bueh… GRACIAS! no dejen de hacerlo, abrazo desde Bs As!

  8. Patorucita dijo:

    Sos grande Playo, sabelo…Lo que mas me gusta de toda esta movida es el hecho de que, como diria Sabina, Orsai nos haya generado a todos de manera colectiva esas «ganas de», ese entusiasmo genuino por algo que verdaderamente vale la pena. No hace falta hacer un analisis sociologico demasiado profundo para destacar que, por lo general, la musica de moda, la literatura berreta y la television basura provocan adhesion masiva. Que miles de personas se movilicen por periodismo y literatura de los buenos es un fenomeno muy poco comun y eso es lo que hace de este proyecto algo tan extraordinario. Ya tengo encargada mi revista, ahora a contar los dias hasta enero.

  9. diego dijo:

    José! Como te dije en algun momento, conocer este blog es una especie de Bonus por estar en la movida de Orsai. Acabo de leer el ultimo post en la revista y me recordó a vos el párrafo en el que menciona la necesidad de Hernán y el Chiri de leerles algo interesante a sus hijas, en ese sentimiento me encuentro unido a ellos dos y a vos. Tengo dos hijas y cada noche me pregunto que leerles? Espero encontrar la respuesta en el primer número de Orsai. Un abrazo grande, Diego.

  10. Pancho dijo:

    Qué buen texto, vo. 🙂

    Es curioso, cómo, a medida que más y más gente va escribiendo sobre Casciari y Orsai y la revista en su propio espacio, las diferencias resaltan por las similitudes. Es decir, todos vamos partiendo más o menos de las mismas premisas, a la vez que se generan situaciones que parecen calcadas de un lugar del mundo al otro, pero sin embargo, todos tenemos esas pequeñas anécdotas y aconteceres únicos, que hacen que cada relato sea igual de interesante que el primero que leímos, y a la vez fresco y único y lleno de una riqueza que hace grande no sólo al que escribe, sino también a toda esta movida que ha generado el gordo y los lectores.

    Gracias, José.

  11. Dayana dijo:

    ESto me recuerda mucho a la teoría de los 1000 fans verdaderos
    http://www.kabytes.com/negocios/solo-necesitas-1000-fanaticos/

    Suerte con la revista!

  12. Dayana dijo:

    Acá la teoría de los ans verdaderos traducida http://revista69.com/1000-fans-verdaderos/

    Te copio una parte muy interesante que encaja justo con lo de Casciari:

    En 1999 John Kelsey y Bruce Schneier publicaron un modelo para esto en First Monday, una revista en línea. Lo llamaron el Protocolo del Artista de la Calle.

    «Utilizando la lógica de un artista de la calle, el escritor acude directamente a los lectores antes de que el libro sea publicado, quizás incluso antes de que el libro sea escrito. El escritor evita la editorial y emite una declaración pública del tipo “Cuando reciba $100,000 en donaciones, publicaré la siguiente novela de esta serie.”

    Los lectores pueden visitar el sitio web del escritor, ver cuánto dinero se ha donado, y donar dinero a la causa de hacer realidad la publicación de su novela. Nótese que al escritor no le importa quién pague por sacar el próximo capítulo, ni le importa cuánta gente lea el libro sin pagar por él. Sólo le interesa que su pozo de $100,000 se llene. Cuando así ocurra, él publica el nuevo libro. En este caso “publicar” simplemente significa “hacer público”, no “encuadernar y distribuir a las librerías”. El libro está disponible, gratis, a todo el mundo: a aquellos que pagaron por él y a aquellos que no.»

  13. Carlitos dijo:

    José, siempre es un placer leerte, como lo fué caminar por la peatonal evangelizando libreros….
    Un abrazo!

  14. Juan C. dijo:

    Grande, José! Hace un tiempo salí de mi lectura silenciosa en este blog para decir que empezaría a hinchar por Tw y Fb para q José esté en esa primer revista. Twitteé al Chiri Basilis diciendole algo así como que José es ORSAI en Córdoba y que tenía que estar en la revista. Esto me respondió:

    chiri_basilis Chiri Basilis
    @juanmcarballo @joseplayo José, además de amigo, es un campeón. Tal vez eso te diga algo.

    BTW, yo distribuyo la revista en mi bicicleta en los Iunaited Esteits. En una hora después de encargar 10 ya tenía 15 mails pidiendo reservas, je. Gran movida se han mandado!

  15. @Federico Gauffin: ¡¡¡Pri, carajo, PRIIIIIIIIIIIIII!!!

  16. Magui dijo:

    Che, y de donde la podré leer en pdf??

  17. amishqui dijo:

    Mmmmhhh, en Aforismos hoy de mañana me dijeron que habían llegado a su cupo (110 revistas) y que a menos que otras 9 personas les encarguen no iban a comprar otro pack.

  18. Carlitos dijo:

    @amishqui: yo estoy comprando un pack de 10 para distribuir, nos ponemos en contacto si te interesa.
    Abrazo!

  19. amishqui dijo:

    @Carlitos: Gracias Carlitos. Le encargué a Mariano Heredia, que figuraba en la página como distribuidor en cba.

  20. Axel dijo:

    @Carlitos: No pude suscribirme a tiempo para comprar el pack y me interesa conseguirla. Por favor enviame un mail si tenés una revista de más. O cualquier otra persona que tenga o conozca a alguien que haya pedido de más, por favor avisenmé.
    Muchas Gracias.
    Axel

    axelstream@hotmail.com

  21. Juan dijo:

    José, te comento que yo soy distribuidor de la revista Orsai, y en contrario a lo que hizo la librería Aforismos que sólo trae la cantidad de revistas que prevendió con reservas, yo compré 10 revistas y todavía me quedan 5. O sea, yo aposté por este proyecto, algo que Hernán en su blog comentó que las librerías no entendieron.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *