La evolución de una enfermedad nefasta

En mis años escolares, allá por los comienzos del ochenta, contraje una afección milenaria y difícil de tratar. Se la conoce comúnmente como «alergia a los amanerados». El síntoma por excelencia es el que te hace gritarle MARICÓN al compañerito de voz aflautada en el recreo.

Como buen enfermo crónico, aprendí a convivir con esos estornudos sin reflexionar. Los exabruptos salían en piloto automático.

Hoy, ya un poco más grandecito, sé que aquellos viejos colegios de varones (colegios homosexuales, bah) funcionaban con la mecánica selvática de las prisiones estatales: recintos testosterónicos en los que sobrevivían a duras penas los diferentes (el gordo, el petizo o el puto, por ejemplo), martirizados por el matón que se afeitaba los bigotes desde tercer grado.

Creo que todos, si nos esforzamos por recordar, hallaremos vestigios del mismo contagio en nuestro pasado. Pongo, para ilustrar, el himno extraoficial de mi escuela —cantito que hasta las autoridades sabían corear en voz baja— y que rezaba:

¡[nombre] colegio de varones,
[nombre] colegio sin igual,
[nombre] no cría mariquitas,
ni nenitas de mamita como todos los demás!

Las secuelas de esta enfermedad dejaron cicatrices profundas y difíciles de borrar. Y las recaídas eran constantes: silbatinas que llovían desde las obras en construcción sobre los peatones que caminaban “raro”; programas de tele en los que el blanco de las burlas es “un mariposón” que deambulaba por los sketches a la caza de un remate homofóbico.

La historia de mi vida heterosexual está plagada de refuerzos. Un vecino solía decir:

—Si vos te dejás el pelo largo es porque estás buscando alguien que te peche los vagones.

Me inclino a pensar que el origen de esta pandemia —cultural, hereditaria y altamente contagiosa— es siempre el miedo.

Terminé de entender todo este rollo cuando uno de mis mejores amigos me confesó que era homosexual, a comienzos de esta década. Yo ya estaba lejos del tortuoso secundario, esto era real y tenía el nombre y el apellido de una persona que yo apreciaba.

—¿Cómo que sos puto?

—Me gustan los tipos, boludo. O sea, no ando vistiéndome de vieja loca, ni voy a los boliches a saltar sobre los parlantes todo pintarrajeado. Soy el de siempre, nada más que puto.

En esa conversación entendí que gran parte de mi temor radicaba en la posibilidad de que nuestra amistad se desarmara. Si él era puto, ¿podíamos seguir siendo amigos? ¿Qué había que cambiar?

Soy el de siempre.

Sólo en ese momento comprendí los malos ratos que algunas personas pasan gratuitamente. Y empezaron a dolerme los patios de los colegios donde la confusión se sumaba al descubrimiento, las pasiones silenciadas, los secretos guillotinados por el labio del temor. ¿Cómo tolera una persona postergarse tanto?

—En la vida —me aclaró mi amigo— se es puto fulltime. Lo más doloroso es asumir que todo lo que hagas será cuestionado.

Me pregunté por qué, y me lo pregunto ahora, que la discusión sobre el matrimonio gay está en boca de todos.

Hay algunos puntos que me parece interesante destacar:

a) La ley no promueve que una legión de travestis escandalosos con el pito afuera entren vestidos de blanco a una iglesia para tocarles el culo a los santos. La ley habla de reconocer derechos…

b) Los heterosexuales somos tremendamente hipócritas. Sobre todo aquellos que disfrutamos del porno gay lésbico (ni hablar de los que se calientan con mujeres disfrazadas de colegialas) y nos escandalizamos si dos flacos se comen la boca a la salida de un civil bajo una lluviecita de arroz.

c) Nadie “se hace puto”. Nadie “ejerce la homosexualidad”. Es como si uno pudiera elegir, de hoy para mañana, que lo calientan las tetonas o las minas medio chatas. Eso viene con cada uno. A algunos nos gustan las mujeres, a otros las personas del mismo sexo.

d) Ser homosexual no significa ser degenerado. Los violadores no son todos homosexuales, los pedófilos tampoco. Manzanas podridas hay en los dos bandos. Incluido el de la iglesia.

Estas animaladas (por citar algunas de las tantas que la gente escupe cuando le ponen un micrófono bajo el bigote) son parte de un mismo fenómeno que tiene que ver con el condicionamiento discursivo y cultural. Estamos acostumbrados a lo que en lingüística se conoce como “jibarismo salvaje”, que es reducir todo a lo bestia para que nos quede cómodo.

Esto da como resultado un silogismo que, además de trunco, es bastante pelotudo:

La degeneración es contagiosa…
los putos son degenerados…
con los putos no me tengo que juntar…

Y ya desde tiempos inmemoriales, lo que viene quedando en claro es que si hay un grupo que tiene que revisar un poco su forma de pensar y de sentir, es el de los heterosexuales.

Hoy veo resucitar el debate otra vez en mi país, Argentina, donde las diferencias se dirimen siempre desde dos plateas y a los gritos. Este es un país de blanco o negro, una nación bipolar e intransigente con habitantes doctorados en argumentología que fracturan la razón por la mitad.

Lo que vale en mi país es que el otro reconozca su derrota, el debate no sirve jamás para construir, sino para humillar:

—¿Viste, puto, que yo tenía razón?

Sobre la homosexualidad, adhiero a lo que dijo un psicólogo los otros días en la radio (voy a citarlo mal):

—El número de homosexuales, históricamente, no ha variado tanto desde los comienzos de la humanidad hasta hoy.

Esto quiere decir que en el Imperio Romano había un número de putos per cápita más o menos proporcional al que hay hoy en día en nuestras ciudades modernas. ¿Por qué, entonces, recrudece esta resistencia, esta cosa tan poco ejemplificadora para las nuevas generaciones que nos escuchan decir tantas estupideces?

Si algo aprendí en el colegio fueron variantes socialmente aceptadas de crueldad.

Nuestros mayores (por desconocimiento) nos enseñaron a vivir en una batalla de precalentamiento interminable que nos prepara para una guerra que no vamos a combatir nunca: hay que resistirse, porque cambiar está mal.

En vez de ablandar el mundo para hacerlo un lugar más ameno, más tolerante, nos seguimos tratando como si viviéramos en una selva donde los más débiles nos avergüenzan y nos dan la excusa perfecta para ejercer nuestra bestialidad.

No puedo dejar de preguntarme, ¿a qué le temen los que son tan fuertes, a qué le temen los que siempre lastiman?

Mientras los ultra católicos marchan para abolir la posibilidad de un mundo más justo, mientras los discursos nos siguen saliendo peyorativos, señaladores, mientras seguimos levantando la voz para mostrar disconformidad, un montón de gente sigue resistiendo en silencio, como lo ha venido haciendo desde el Imperio Romano y desde el colegio primario.

A pesar de que estoy molesto, me consuela saber que este texto es inútil, porque los homosexuales no necesitan defensores. La historia nos ha demostrado que han resistido los embates de la estupidez con la frente siempre en alto.

Admiro esa resistencia.

Yo sueño a veces con un mundo más tranquilo, donde dos hombres o dos mujeres que se quieren puedan cocinarse, leerse en voz alta, tejerse un pulóver frente a la estufa y, por qué no, garchar.

Confío en la posibilidad de un mundo menos feroz, menos hostil.

Es el mundo que me gusta imaginar para mis hijas. Un espacio donde todos puedan ser felices y pelear por perpetuar esa felicidad.

Putos ha habido siempre.

Tal vez tememos que, a pesar de sentirlos inferiores, antinaturales, débiles y degenerados, resistiendo a lo largo de la historia nos han demostrado que son más tolerantes, más inteligentes, y mucho más sensibles que los que marchan para no dejarlos casar.

Esta entrada fue publicada en Relato y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

146 respuestas a La evolución de una enfermedad nefasta

  1. Sebastián dijo:

    Estoy de acuerdo. Buen analisis. Saludos.

  2. victoria dijo:

    Admiro la claridad con que expresas tus ideas. Ojala mas gente pensara asi. Estamos en un punto donde ganar la discusión y demostrar que se tiene razón supera el llegar a una desicion justa.
    saluudos.

  3. Me pasó como a vos.
    Fui indiferente y cruel con una minoría lastimada por los nudos de la espiral de silencio que la aprisiona adentro del placard.
    Hace unos años mi mejor amigo me confesó que es gay y la noticia fue una bofetada que me hizo reaccionar. No quiero que la gente que quiero sufra, no quiero que les falten el respeto, no quiero que su felicidad esté permitida sólo puertas para adentro.
    La gente que le niega a la comunidad homosexual su dignidad dándole la espalda no representa el futuro que nos va a tocar vivir.
    Allá ellos. Hay que evolucionar.

  4. Jenny dijo:

    Me deja Tranquila ver que hay gente que no teme decir la verdad, lo que uno piensa, digamos. Este es el planteo que hago siempre, y sin parar, desde que empezó todo este tema del debate de la ley. Hoy, pequeña, con 19 años, pienso en casarme algun dia con el hombre que amé con el q pueda compartir todo, si.. Porq ellos no? Más alla de amor, q no es q se los impeda un papel. Legalmente, merecen tener derechos básicos, como poder compartir obra social, heredar, tomar desiciones por el otro en caso de q esté incapacitado, q se yo, esos derechos q tenemos todos por el solo y simple hecho de existir, no?.
    Ami me dieron el derecho a elegir, elegir, en este caso, el hombre con el q yo quiera compartir mi vida, entonces, no se supone que uno elgie con quien casarse? O vamos a volver a tiempos viejos, en q si alguien se queria casar, otro elegia la persona por uno?.
    Derechos iguales para todas las personas, ni mas ni menos es lo que se pida!
    Ojalá esta forma de exponer las cosas q tenés sirva para q algunas personitas entiendan, y entren en razon. Q nadie pretende convertir la calle en un Cabaret, sino nada mas Derechos iguales para todas las personas, ni mas ni menos .

  5. Silvina Alfonso dijo:

    Gracias, hay que desacartonar un poco este tema, permitime que lo comparta. Saludos

  6. Pingback: Bitacoras.com

  7. Pingback: Tweets that mention Peinate que viene gente » Blog Archive » La evolución de una enfermedad nefasta -- Topsy.com

  8. Java dijo:

    Muy bueno José…

  9. Pingback: La evolución de una enfermedad nefasta | Directorio de Blogs

  10. Chaman borracho dijo:

    Los que se oponen al matrimonio gay dan asco

  11. mac dijo:

    Muy bueno José!! A esto le llamo yo «ejercer la tolerancia y además promulgarla» Y creo que pocas épocas como estas que corren, han sido tan duras para hacerlo.

    Te mando un gran abrazo (aunque suene medio puto)

  12. il Santi dijo:

    Así como en una época fue furor el problema del año 2000 (en inglés Y2K) y se hizo reingeniería en todo el software hasta ese momento desarrollado (con lo cual se llenaron de guita), aseguro, en base a mi experiencia, que el 80% de los que están a favor son programadores de software que tendrán que corregir sus desarrollos (o actualizarlos) para contemplar la posibilidad de emparejar dos personas del mismo sexo, por ejemplo, un sistema para una compañía de seguros, en el cual como cónyuge sólo te deja elegir alguien del sexo opuesto. Por lo tanto, cuando estas personas tengan que cobrar sus honorarios, van a agradecer la «putez» y decirle a sus clientes cosas como «es la ley», o «todo por culpa de esos p…. de m….»; «ud. es gay, así que también ‘cola’-boró».

    Al final, seguramente van a aprobar la ley, y después dicen que el mundo es machista… «El mundo es machista» mñpffffff jajaja

    Un pláyido abrazo del que de vez en cuando tira su monedita a la fuente de las opiniones de José P.

    il Santi

  13. Claudia dijo:

    Solo un detalle: en los debates por esta ley, los únicos desaforados que gritan, menosprecian sin que se les entienda mucho y se traban cuando argumentan (por lo ancrónico de lo que dicen será…), están tensos, interrumpen y no escuchan con atención…son los que van en contra de esta ley. Los homosexuales (y los heteros que los apoyan) han dado muestras de paciencia y tolerancia, argumentando con solidez y calma dando ejemplo de cómo debería ser un debate. Esperemos que hoy salga la ley!

  14. Loco, te admiro profundamente. Excelente análisis, y te lo choreo para el FB. Puto el que lee.

  15. alacran dijo:

    Tengo un amigo que hace algunos años me hizo similar confesión. Nos criamos en el barrio con los demás atorrantes. Se mudó de barrio y nos perdimos por un tiempo. En mi nada cambió. Sigue siendo mi amigo. Es su elección y la respeto. Abrazo.

  16. CaR! dijo:

    que claridad para expresar las ideas… adhiero en todo..gracias por ponerle palabras a mi opinion. Saludos!

  17. quito dijo:

    excelente josé!!!

    mi experiencia es similar: tuve que encerrar a mi hermano en la pieza y decirle «decime qué te pasa, lo que sea, para mí está bien», y ahí supe que era homosexual…

    escribí sobre eso, y sobre lo gay que soy yo a partir de tener hermano y amigos gays entrañables…
    permitime compartirlo josé, sería un honor q lo leyeran tus lectores:
    http://www.brodeldiome.com.ar/?p=881 (Soy Gay)

    hoy tiene que ser un día histórico, y no depende sólo de los putos, depende de que los que dormitamos en la comodidad de nuestros derechos nos levantemos y compartamos con todos lo que a todos les pertenece…

    abrazo.

    q.

  18. Rocío dijo:

    Queridos argentinos heterosexuales: No teman ! Las parejas del mismo sexo no quieren casarse con ninguno de ustedes ! Ni quieren secuestrar a sus hijos para convertirlos en suyos, ni van (si se aprueba la ley) a obligar a los hombres a usar tacos altos, o a las mujeres a no depilarse. A las parejas del mismo sexo no les salen colmillos las noches de luna llena, ni se convierten en hombres lobos, ni van a transformar el mundo en el séptimo círculo del infierno. De verdad que no. Sepan que lo mejor es dejar de temer al cambio cuánto antes, para que el miedo no los paralice y -cuando la sociedad, inevitablemente, avance- los obligue a encerrarse temerosos en sus casas junto a sus familias perfectas. Queridos argentinos heterosexuales: Abran los ojos, salgan al mundo, vivan en la realidad. Estamos en el siglo 21, amigos.

    (de mi estatus del feisbú de hace unos días, qué bueno que usté también esté en la lucha!)

  19. Altariano dijo:

    Creo que el «miedo» que suele argumentarse, también es una idea concebida en el seno de la heteronormatividad. Una explicación más elegante que sitúa en una posición de vulnerabilidad a quien se opone a la felicidad ajena sin apenas intentar comprenderla.
    A nuestra hipócrita sociedad le conviene enmascarar el ODIO con el TEMOR, no sea que la única polaridad que vale la pena reconocer quede demasiado expuesta: este país está sobrepoblado de hijos de puta.

  20. Altariano dijo:

    «Yo sueño a veces con un mundo más tranquilo, donde dos hombres o dos mujeres que se quieren puedan cocinarse, leerse en voz alta, tejerse un pulóver frente a la estufa y, por qué no, garchar.»

    Yo también! como en las ilustraciones de los libros de lectura de primer grado de Constancio C Vigil.

  21. Walterio dijo:

    No se por qué carajo aparecí como Altariano, bueno ya sabés quien soy.

  22. FEXLa realidadhoy dijo:

    Es muy esclarecedora tu nota; y puedo agregar por que varias actitudes humanas no pueden ser cambiadas ni a palos dirian los compañeritos del secundario. Esas actitudes son parte de la naturaleza psiquica de cada individuo y son los mecanimos de satisfacciòn del humano, luchar contra esto es autodestructivo y si hay algo para lo que el hombre esta preparado es para defenderse y vivir placenteramente. Posiblemente atacar, humillar y calificar con rotulos a otros sea la forma de obtener placer de estos que alsan la voz en contra de otros.

  23. Un Poco Rara dijo:

    Super sensato tu post. A mí me cuesta bajar un cambio. Me da mucha rabia la estupidez imperante en este tema, los argumentos insostenibles que no resisten el menor análisis, la violencia verborrágica.
    También tnego un post al respecto, como catarsis, porque no puedo amordazarlos.

    http://unpocorara.blogspot.com/2010/07/espero-que-dios-lea-este-blog.html

    Saludos!

  24. Lore dijo:

    Chapeau querido José, chapeau! Que lindo leer textos así. Lo compartiré en el face, ya que tengo varios cerrados de mente y corazón a los que le va a venir bien leer algo así. Abrazos afectuosos!

  25. Con dijo:

    Buena, Gordo!

    Es urgente decidir si vamos a gritar o si vamos a ser cómplices de los NO PUTOS que en silencio o con marchas de mierda, despedazan gratuitamente la dignidad de nuestros amigos.

    Yo quiero un país donde puto sea una buena palabra. Y donde NO PUTO sea mala. Y donde el amor se entienda como lo que es y no como una simple garchada.

    Fue con rima y todo. Tomen No Putos!

    Te mando un abrazo, Joshé.

  26. Viejo dijo:

    José, muy bueno. YO fui a ese colegio, y sé lo que era morir despedazado por ser diferente o tener un rasgo físico característico. A ese punto somos de imbéciles. El negro, el enano, el narigón, el cachetón (yo), etc etc, eran blanco de críticas. Y bueno, el puto directamente era el paria del curso. Como si fuéramos espartanos! Buscando hacer una selección de los mejores ejemplares y tirar a los débiles por el precipicio. Lo mejor de todo eso es que estos tipos se garchaban entre ellos. Sí, esos 600 huevos llenos de testosterona eran putísimos y más machos que cualquier pelotudo que se hace el hombre. Ahí te das cuenta cómo cambian los valores acorde a los tiempos y circunstancias.

    En cuanto a los católicos, si por ellos fueran hubieran elegido nacer sin órganos reproductivos, o al menos eso es lo que predican: SEXO=PECADO si no es para reproducir. Pero probablemente tengan perversiones ultra reprimidas, porque si hay algo que caracteriza al católico (cordobés clase media-alta) es su hipocresía desmesurada. Te puedo asegurar que más de uno si hubiera nacido en la época de Jesucristo, él que se juntaba con las putas y los segregados, estarían en primera línea apedreándolo por decir que era el Hijo de Dios, del lado de los judíos anticristianos. Y eso es otra. Católicos? Jesús era puro amor! estamos hablando de Amor o Separación acá, y los culiados de los católicos me dan náuseas.

    «papá y mamá». Bueno, papá puede ser borracho, violador, golpeador y mamá puede ser borracha, ausente, neurótica. Todos tenemos o hemos tenido padres imperfectos, y me da mucha mejor espina una pareja que adopta y elige a sus hijos que una que lo tuvo que tener porque no se cuidaron una noche y ESE PENDEJO NOS CAGO LA VIDA. Por eso, es un tema de PARECER. PARECE mejor el padre la madre y el chico que dos padres o dos madres.

    Uf! me desquité. Gracias José, francamente inspirador. Esperemos que la cabeza se nos abra un poco y aceptemos que no hay nada de espantoso en dos personas queriéndose y criando un hijo con todo el amor que merece.

  27. Lu dijo:

    Me encantó la claridad para expresar esas cosas que tanto pensamos y sentimos… justo hace un ratito pensaba cómo me cuesta entender la intolerancia de parte de las personas que supuestamente más deberían practicarla… no me imagino a Jesús negándole algo a una persona por su condición sexual, de hecho todos los que lo acompañaban eran ‘diferentes’, segregados o lacras sociales… y ahora resulta que los unicos que pueden formar parte de la institución son ‘la gente bien’, que tiene claro como son las cosas… por favor!!! … me pregunto cuándo vamos a aprender a respetarnos sin juzgar lo que hacemos en la cama??? Ni hablar del tema de la adopción… hace unos dias escuchaba a alguien que muy atinadamente decía ‘-se piensan que por permitir la adopción por parejas homosexuales se van a abrir los orfanatos…’. De que estamos hablando, hay miles de niños abandonados que ni solteros, parejas, ni heterosexuales ni homosexuales cuidan, respetan ni quieren… saludos! gracias por tus palabras!

  28. maxi dijo:

    Jose Playo «No puedo dejar de preguntarme, ¿a qué le temen los que son tan fuertes, a qué le temen los que siempre lastiman?»

    Wang Xi “Cuando fuerte, muéstrate débil; cuando valiente, temeroso; cuando pleno, vacío; cuando sabio, tonto; cuando tienes muchos soldados, muestra pocos; cuando avances, finge retirada; si te mueves rápidamente, aparenta lentitud; en el asalto, simula abandono; muéstrate en un lugar para aparecer en otro”

    Sun Tzu «Una empresa militar requiere de engaño. Por esta razón un estratega competente debe parecer incapaz y, a pesar de ser efectivo, debe aparecer como todo lo contrario.»

    Por lo tanto cuando débil, muéstrate fuerte.

  29. Ernesto dijo:

    Excelente, parece un espejo de mi infancia. Encontre este blog en el blog de basta de todo.

    Abrazo, voy a seguir leyendo

  30. Pingback: BlogESfera.com

  31. ej dijo:

    @Altariano:
    ¿Tus libros de lectura de Vigil tenían ilustraciones de gente garchando?

    ¿En primer grado?

    ¿Pero vos a que escuela fuiste, pedazo de degenerado?

  32. Rocío (Rosario) dijo:

    Realmente es increíble que una religión como es la Iglesia Católica, construida sobre las teorizaciones de 2 abiertos homosexuales (hasta supuesta pareja) que fueron los sres. Aristóteles y Platón, discrimine a toda persona con esa misma inclinación sexual… Habiendo siendo creada y sostenida en un imperio como era el Romano, pagano, donde cualquier tipo de actividad sexual era rito e incluso tradición (como ser los heredados bacanales de los griegos), que ahora se la den de «reguladores», de «impolutos», de «siervos del Señor»… Si esta realidad no se dio ni siquiera desde el momento de nacimiento de la Iglesia Católica! La hipocresía es la base de esta religión y todos lo sabemos. Está plagada de gente que se cree con poder de decidir el «deber ser» del resto de la humanidad y de ejercer coacción a cambio de chantajes ante Dios (haciendo gala de su «íntima amistad» con él) o, en su defecto, de terribles castigos irrevocables. Pero estas cuestiones, obviamente, no tienen jurisdicción para los que integran los recursos humanos del Vaticano, como si tuvieran fueros sólo por trabajar para él…
    En este momento hasta me da vergüenza ser católica, y cosas como esta son las que hicieron que me aleje inexorablemente y sin retorno de ésta y de cualquier religión.

    Como pude leer entre líneas en tu escrito, ojalá que cada vez menos nos dejemos imponer dogmas mediante el temor (técnica estratégica por excelencia de las religiones judeo-cristianas todas). Sepamos cuestionar lo que se nos pretende inculcar, y cultivar una opinión personal, basada en la tolerancia, el respeto y la igualdad.
    Así como una vez se creó la institución del matrimonio con una cierta definición (limitadísima), hoy se puede cambiar, después de todo, se trata de consensos sociales. Esperemos que salga la ley!

    Excelso poder leer textos como éste, un placer. Sigo tu blog porque hay pocos de esta calidad.
    Saludos!

  33. Sofi dijo:

    Ojalá nuestros congresistas pudieran expresarse de esta forma, y ojala el debate se vuelva un poquito más racional y realista…
    por la igualdad de derechos para todos…

    Me encanto!!
    Hacia mil no leia el blog y me da gusto retomarlo con esta lectura.
    sofia

  34. Jorge González dijo:

    Que buen artículo, felicitaciones.

  35. CachoCBA dijo:

    Ante todo, muchas gracias por el post. Es muy coherente, acertado y constructivo (por lo menos para mí)

    Bueno, yo también fui al mismo colegio, soy gay, y sobreviví no mostrándolo y burlándome de los que sí lo son; en mi curso de 7º año A LA MAÑANA eran 6 más aparte de mí. Un curso de 34 personas. Sabido era de 3 de ellos, del resto y de mí, nos enteramos después o todavía no se blanqueó.
    Pero no se preocupen, que sí tuve mi cuota de castigo: por ser gordo, por usar anteojos, por ser malo en los deportes, por ser muy traga y estudioso, y por no ser mediocre. Pero eso no me molestaba (tanto) como me aterrorizaba que se enteraran que soy gay. Eso nunca!
    Pero bueno, el tiempo pasa y uno va cansándose de ser una cosa y parecer otra. Y aún así, en muchos lugares me sigue sucediendo. Ojo, no reniego de mi persona; al que le interese si soy puto, que me pregunte. Y si yo quiero, le contesto. O no. Lo que yo haga entre las cuatro paredes de mi cuarto es cosa mía y solamente mía.

    En fin, después de escuchar un montón de argumentos contra el «matrimonio gay», después de escuchar las pelotudeces que dice mi familia al respecto (saben que soy gay, pero «de eso no se habla») y mucho ingorante mediocre, se me dio por refutar algunos así al pasar, como catarsis, nada más…

    1) Casi todo aquel en contra del derecho de adopción por parte de un matrimonio gay habla de que el niño (o niña, por Dios!) va a ser abusado. Eso es pedofilia. Es una perversión. La homosexualidad es una característica de la sexualidad de la persona, está demostrado que no es una enfermedad. Las relaciones homosexuales se dan entre dos personas que CONSIENTEN en esa relación. En la pedofilia el niño no es capaz de decidir, de allí que no sólo sea una perversión, sino también un delito. Y perdón, pero a más de un «hétero» lo veo mirar con lascivia y decir frases muy chocantes sobre niñitas de 14, 15 años y a veces menores. Eso es pedofilia. Y lo dice un padre de familia tan tranquilo, como si hiciera un chiste.
    2) La homosexualidad, al contrario de lo que muchos dicen, no es una elección sexual. Si yo hubiera podido elegir ser gay o no, y así evitarme muchos problemas en mi vida, con mi familia, mi trabajo, mis relaciones, etc por la NO ACEPTACIÓN, creo que lo lógico habría sido no elegirlo. Pero saben qué? no es una elección. Y dado que nací así, pienso ser feliz con lo que tengo, nada más. Lo que pasa en mi cama es cuestión mía, no de cualquiera que quiera opinar de la ética de mi sexualidad. Yo tengo pareja y tengo sexo y amo a otra persona que consiente en esta relación.
    3) Nadie se hace gay de un día para otro, nadie «descubre» que es gay y deja una familia conformada en banda. Les comento a los no-gays: esos son individuos reprimidos que tienen terror de aceptar su sexualidad hasta que la situación se hace insostenible. Por otro lado, sigue existiendo gente que no lo blanquea y lleva doble vida: chats, encuentros anónimos, saunas, etc. Es como el heterosexual que tiene la amante afuera de la casa porque no le interesa su esposa, pero no va a terminar su relación de familia «por las apariencias».
    4) El ser hijo de gays no te hace gay. Al contrario, TODOS los gays nacieron de relaciones héterosexuales. Y de familias de todas las extracciones posibles. Hay gays huérfanos, con padres, de padres separados, de padres unidos, de familias conservadoras y modernas, judías, cristianas y ateas, militares y zurdas, etc. Dejen de esgrimir un argumento tan pobre que es muy insultante. Y una reflexión: si a mí me gusta el fútbol, a mi hijo le tiene que gustar? si me gustan los chinchulines, a mi hijo también le van a gustar? Acaso un hijo «hereda» o «es obligado» a tener los mismos gustos que sus padres? no lo creo. Y más en cuestiones sexuales. A mí me gustan los tipos, a mi hermano mayor le gustan las rubias y a mi hermano menor las tetonas. Y a mi viejo no se qué le gusta en materia de mujeres.
    5) Ante la «falta de naturalidad» de la relación entre dos personas del mismo sexo, opino que es correcto y también sumo que no es natural que haya parejas de gente de distintas razas, de distintas alturas, de distinto color de pelo, de distintas religiones, de distintas nacionalidades, de distintos idiomas, etc. Les parece que mezclo las cosas? que no es lo mismo? piénsenlo un segundito. Estas reglas de «normalidad» estuvieron vigentes hasta hace mucho o poco tiempo. Recuerden «la mujer es inferior al hombre», «los negros no tienen alma», «los indios deben ser evangelizados» y así con una larga lista de «normalidades».
    6) Si el fin del matrimonio es la procreación únicamente, con mamá y papá, pregunto: por qué permiten que dos padres que se separan sigan manteniendo sus hijos? deberían ser despojados de ellos al haber dejado de ser una familia «con papá y mamá, como Dios y la patria mandan».

    Y aquí podemos empezar contra la crítica católica (religión en la que fui educado y mi familia es muy devota)

    7) Si el fin del matrimonio es la procreación únicamente, con mamá y papá, pregunto: Por qué tienen sexo por placer y permiten que no se tengan hijos de cada una de esas relaciones? Hay católicos que hacen felatio o cunninlingus, eso es pecado aunque sean esposos!!! Deberían controlar lo que hacen en la cama las familias católicas.
    8) Por qué se obliga al celibato? eso no es «natural» y la explicación es que es norma de la iglesia, pero está demostrado que la razón histórica es para que los curas no tuvieran hijos en la edad media y sus propiedades quedaran en poder de la iglesia. Lo siento al que le duela, la iglesia católica tuvo y tiene todavía mucha corrupción adentro.
    9) Hay casos con denuncias sobre la pedofilia de curas y sacerdotes católicos. Lo asocio a lo anterior.
    10) Por qué yo pago los impuestos como cualquier otro ciudadano, y sirve para pagar educación de hijos de otros, sirve para MANTENER EL CULTO CATÓLICO, para pagar la asignación familiar única, etc? sin embargo, a mí no me dan derechos como a los otros que pagan. No me puedo casar ni puedo adoptar cuando no hay impedimento físico, psicológico o emocional que sostenga la negativa. No puedo inscribir a mi pareja en mi obra social, ni podemos heredar uno del otro en caso de fallecimiento. No podemos tener una pensión que nos cubra ante una fatalidad.
    11) Por qué la iglesia católica NUNCA RECHAZÓ dinero de un gay si está en contra? que yo sepa, en la colecta de la iglesia nunca se dice «si usted es gay absténgase de colaborar», o dijo «no venga a la iglesia». Se contradice con cada opinión.

    En fin, el tema puede seguir y hay más argumentos para refutar, pero me agota el tema por la falta de tolerancia.
    Ojalá se de el casamiento gay más que todos por los derechos que debemos tener. Quiero que si algo me pasa a mí o le pasa a mi pareja, no quedemos en la pampa y la vía como si nunca hubiéramos sido nada.

    Gracias por la posibilidad de catarsis!!

  36. Lilith dijo:

    Curioso berretín que tienen los comehostias con la “naturaleza”. “Naturalizan” una institución cultural como la del matrimonio so color que “no es natural” entre personas del mismo sexo, pero cuando lo verdaderamente natural se rebela, lo reprimen.
    Si vamos a hablar de lo que no es natural, empecemos por decir que no es natural imponer la castidad, negándole al ser humano su condición de tal. Tampoco es natural que los pastores ultrajen la cría que los feligreses les confían (como mentaba el genial George Carlin “Oiga señor cura, que cuando su cristo decía ‘Dejad que los niños vengan a mí’, no se refería a eso”). Definitivamente no es natural incitar la enfermedad proscribiendo el uso de profilácticos y la educación sexual en incomprensible defensa de ¿la vida? (que, al parecer, sólo merece protección cuando es intrauterina).
    Ellos le llaman dogma. Yo le llamo estupidez y sabido es que la estupidez insiste siempre (verdad que le birlé a Camús).
    Notable su texto, Playo. A propósito, si me permite voy a aportar en el cuadrito que viene –cosa que lo saque si no le parece bien- otro texto sobre la misma enfermedad nefasta.
    Saludos.

  37. Lilith dijo:

    El marica

    Escúchame, César, yo no sé por dónde andarás ahora, pero cómo me gustaría que leyeras esto, porque hay cosas, palabras, que uno lleva mordidas adentro y las lleva toda la vida, hasta que una noche siente que debe escribirlas, decírselas a alguien, porque si no las dice van a seguir ahí, doliendo, clavadas para siempre en la ver¬güenza. Escúchame.
    Vos eras raro, uno de esos pibes que no pueden orinar si hay otro en el baño. En la Laguna, me acuerdo, nunca te desnudabas delante de nosotros. A ellos les daba risa. Y a mí también, claro; pero yo decía que te dejaran, que cada uno es como es. Cuando entraste a primer año venías de un colegio de curas; San Pedro debió de parecerte algo así como Brobdignac. No te gustaba trepar a los árboles ni romper faroles a cascotazos ni correr carreras hacia abajo entre los matorrales de la barranca. Ya no recuerdo cómo fue, cuan¬do uno es chico encuentra cualquier motivo para querer a la gente, sólo recuerdo que un día éramos amigos y que siempre andábamos juntos. Un domingo hasta me llevaste a misa. Al pasar frente al café, el colorado Martínez dijo con voz de flauta adiós, los novios, a vos se te puso la cara como fuego y yo me di vuelta puteándolo y le pegué tan tremendo sopapo, de revés, en los dientes, que me las¬timé la mano.
    Después, vos me la querías vendar. Me mirabas.
    –Te lastimaste por mí, Abelardo.
    Cuando dijiste eso, sentí frío en la espalda. Yo tenía mi ma¬no entre las tuyas y tus manos eran blancas, delgadas. No sé. De¬masiado blancas, demasiado delgadas.
    –Soltame –dije.
    O a lo mejor no eran tus manos, a lo mejor era todo, tus manos y tus gestos y tu manera de moverte, de hablar. Yo ahora pienso que en el fondo a ninguno de nosotros le importaba mucho, y alguna vez lo dije, dije que esas cosas no significan nada, que son cuestiones de educación, de andar siempre entre mujeres, entre cu¬ras. Pero ellos se reían, y uno también, César, acaba riéndose, acaba por reírse de macho que es y pasa el tiempo y una noche cualquiera es necesario recordar, decirlo todo.
    Yo te quise de verdad. Oscura e inexplicablemente, como quieren los que todavía están limpios. Eras un poco menor que no¬sotros y me gustaba ayudarte. A la salida del colegio íbamos a tu casa y yo te explicaba las cosas que no comprendías. Hablábamos. Entonces era fácil escuchar, contarte todo lo que a los otros se les calla. A veces me mirabas con una especie de perplejidad, una mira¬da rara, la misma mirada, acaso, con la que yo no me atrevía a mirarte. Una tarde me dijiste:
    –Sabes, te admiro.
    No pude aguantar tus ojos. Mirabas de frente, como los chicos, y decías las cosas del mismo modo. Eso era.
    –Es un marica.
    –Qué va a ser un marica.
    –Por algo lo cuidas tanto.
    Supongo que alguna vez tuve ganas de decir que todos nosotros juntos no valíamos ni la mitad de lo que él, de lo que vos valías, pero en aquel tiempo la palabra era difícil y la risa fácil, y uno también acepta –uno también elige–, acaba por enroñarse, quiere la brutalidad de esa noche cuando vino el negro y habló de verle la cara a Dios y dijo me pasaron un dato.
    –Me pasaron un dato –dijo–, por las Quintas hay una gorda que cobra cinco pesos, vamos y de paso el César le ve la cara a Dios.
    Y yo dije macanudo.
    –César, esta noche vamos a dar una vuelta con los mucha¬chos. Quiero que vengas.
    –¿Con los muchachos?
    –Sí, qué tiene.
    Porque no sólo dije macanudo sino que te llevé engañado. Vos te diste cuenta de todo cuando llegamos al rancho. La luna enorme, me acuerdo. Alta entre los árboles.
    –Abelardo, vos lo sabías.
    –Callate y entra.
    –¡Lo sabías!
    –Entra, te digo.
    El marido de la gorda, grandote como la puerta, nos mira¬ba como si nos midiera. Dijo que eran cinco pesos. Cinco pesos por cabeza, pibes. Siete por cinco, treinticinco. Verle la cara a Dios, había dicho el negro. De la pieza salió un chico, tendría cuatro o cinco años. Moqueando, se pasaba el revés de la mano por la boca, nunca en mi vida me voy a olvidar de aquel gesto. Sus piecitos desnudos eran del mismo color que el piso de tierra.
    El negro hizo punta. Yo sentía una pelota en el estómago, no me animaba a mirarte. Los demás hacían chistes brutales, anor¬malmente brutales, en voz de secreto; todos estábamos asustados como locos. A Aníbal le temblaba el fósforo cuando me dio fuego.
    –Debe estar sucia.
    Cuando el negro salió de la pieza venía sonriendo, triun¬fador, abrochándose la bragueta. Nos guiñó un ojo.
    –Pasa vos.
    –No, yo no. Yo después.
    Entró el colorado; después entró Aníbal. Y cuando salían, salían distintos. Salían hombres. Sí, ésa era exactamente la impre¬sión que yo tenía.
    Entré yo. Cuando salí vos no estabas.
    –Dónde está César.
    –Disparó.
    Y el ademán –un ademán que pudo ser idéntico al del negro– se me heló en la punta de los dedos, en la cara, me lo borró el viento del patio porque de pronto yo estaba fuera del rancho.
    –Vos también te asustaste, pibe.
    Tomando mate contra un árbol vi al marido de la gorda; el chico jugaba entre sus piernas.
    –Qué me voy a asustar. Busco al otro, al que se fue.
    –Agarró pa aya –con la misma mano que sostenía la pava, señaló el sitio. Y el chico sonreía. Y el chico también dijo pa aya.
    Te alcancé frente al Matadero Viejo; quedaste arrinconado contra un cerco. Me mirabas. Siempre me mirabas.
    –Lo sabías.
    –Volvé.
    –No puedo, Abelardo, te juro que no puedo.
    –Volvé, animal.
    –Por Dios que no puedo.
    –Volvé o te llevo a patadas en el culo.
    La luna grande, no me olvido, blanquísima luna de verano entre los árboles y tu cara de tristeza o de vergüenza, tu cara de pedirme perdón, a mí, tu hermosa cara iluminada, desfigurándose de pronto. Me ardía la mano. Pero había que golpear, lastimar; ensuciarte para olvidarse de aquella cosa, como una arcada, que me estaba atragantando.
    –Bruto –dijiste–. Bruto de porquería. Te odio. Sos igual, sos peor que los otros.
    Te llevaste la mano a la boca, igual que el chico cuando salía de la pieza. No te defendiste.
    Cuando te ibas, todavía alcancé a decir:
    –Maricón. Maricón de mierda.
    Y después lo grité. Escúchame, César. Es necesario que leas esto. Porque hay cosas que uno lleva mordidas, trampeadas en la vergüenza toda la vida, hay cosas por las que uno, a solas, se escupe la cara en el espe¬jo. Pero, de golpe, un día necesita decirlas, confesárselas a alguien. Escúchame.
    Aquella noche, al salir de la pieza de la gorda, yo le pedí, por favor, no se lo vaya a contar a los otros. Porque aquella noche yo no pude. Yo tampoco pude.

    Abelardo Castillo.
    «Cuentos Completos«, Alfaguara, 1997.

  38. Flavia dijo:

    Me encntó la nota, tan cargada de honestidad y realidad. Me pone muy feliz saber que, pese a que este país está lleno de retrógrados y gente odiosa que no hace más que sentarse en su ignorancia y estar cómodos con ella… haya personas como vos que piensan de esta forma.

    Me hace feliz saber que pese a que te educaron y criaron para ser un troglodita homofóbico, pudiste abrir los ojos por tu propia cuenta y ver de verdad.

    Nuevamente, muy buena tu nota y ojalá que muchos entren en razón al leerla, voy a difundirla!

  39. laclaux dijo:

    un aplauso de pie para vos por este post, humano, bello, de una sencillez que me puso la piel de gallina y una sinceridad maravillosa. cada vez que te leo me gustás más 🙂

  40. Leandro dijo:

    José, tu sensibilidad hace que se potencie el mensaje. Es increíble que aún hoy todavía tengamos que luchar tanto por el reconocimiento de los derechos de las las personas, para comprender que todos somos iguales en dignidad y que la diferencia hace que podamos crecer como comunidad, como sociedad, como país, como familia, como equipo, que todo crece porque dos o más piensan distinto y en el cruce de eso salen cosas buenas.

    Un abrazo fuerte!

  41. adrifff dijo:

    Todos a quellos que se oponen al matrimonio gay, o simplemente a los gays .. es gente que sabe que si quisiera experimentar ser gay nadie se los cogeria….

  42. Francisco dijo:

    Jose: Me senti muy identificado en tu nota, me paso lo mismo con un familiar y un amigo.
    Creo que esto a la larga va a terminar siendo anecdotico, cuando pase el tiempo y la situación se vuelva más normal y dejemos de lado la hipocreocia, vamos a recordar esta situación como una anécdota de algo que en ese momento nos va a ser imposible poder consebir como racional.
    Poniendo un ejemplo de otro tipo de segregación, un par de décadas atrás imaginar que negros y blancos puedan convivir juntos, estudiar, ir en el mismo colectivo resultaba algo descabellado, a mas de uno se le caian los anillos y los mas soñadores lo veía como un anheo lejano.
    Ojala cada día las diferencias se acorten más.
    Por último coincido que lo unico que se busca en este país con el debate es ganarle al otro, humillarlo y decirle la tan molesta frase : viste que tenía razon yo?
    Gracias por tan buena nota.
    saludos..

  43. mari dijo:

    yo se q esto no aporta nada.. pero playo en Costa Rica es puto..
    como dato, lo comparto…
    muy muy bueno el artículo x cierto! felicitaciones!

  44. Fede dijo:

    Tengo muchas amigos que siendo gays no son putos y debieran imitarles muchos de los que se dicen tener cojones. En fin, para que contaminar a gays con eso del matrimonio? Sería algo así como confinarlos al divorcio, a la separación de bienes, a la Guerra de los Roses…
    Directamente: No al matrimonio… y si alguién quiere hacerlo, que lo haga! Libertad!

  45. Lilith dijo:

    Señoras y señores: ¡El matrimonio igualitario es ley!

  46. También dijo:

    Yo tengo un amigo judío y otro negro (me enteré porque me lo confesaron, si no ni cuenta me daba, parecían de normaliiiiitos, además soy un poco daltónico…) Antes odiaba a esa gente (me burlé mucho e incluso les pegué (con un palo, porque me daba asquito tocarlos)), pero hoy, gracias a que entendí que está rebien visto no hacer eso (más bien, incluso, tocarlos sin tener que usar el palo) sigo siendo su amigo. Para mí nada cambio en nuestra amistad. Sí: soy una gran persona, pero igual conservo la humildad.

  47. Daniela dijo:

    Muy buen texto, no sólo por la lucidez, profundidad y simpleza de su contenido, sino por el registro del lenguaje, así, bien como para que a algún que otro troglodita desprevenido se le filtre un rayo de luz por alguna rendija de la cabeza y, bajando el garrote diga «Oia!!».
    Felicitaciones.

  48. Pingback: … Puto el que lee…!!!” «

  49. Despeinada dijo:

    Hay un capítulo en una serie gringa (La ley y el orden) que menciona que hay pedófilos que están haciendo campaña muy pacientemente para también defender sus derechos, pues han nacido con ese perfil y no es justo que la gente los juzgue (siempre me ha gustado pensar que es pura ficción).

    En Holanda, me parece, aunque no estoy segura que sea el sitio, hace pocos años, un candidato a presidente tenía dentro de sus promesas de campaña, bajar la edad sexual a 12. (Esto, desgraciadamente es real)

    Soy vieja y a estas alturas del partido soy una convencida que las leyes son un puñado de letras que sólo benefician a los abogados y a quienes cobran multas. Porque veamos, si en España lograron poner una ley perrísima contra los hombres que golpean a las mujeres, quién puede evitar que mujeres cabronsísimas abusen de eso y mientan para dejar en la calle a un marido que ya las aburrió?

    En resumen, que aquí pasa que muchos tuvimos al amigo gay confeso hace poco, que nos dimos cuenta que tolerancia es mucho más que una palabra, es una forma de vida que nos trae tranquilidad. Si hay leyes o no a favor o en contra de lo que sea… a mi me da igual.

    Muy buena tu nota. Y sobre todo, muy bien escrita. Decía la Madre Teresa que siempre había que apoyar a las causas Pro activas… si vas a marchar no escribas NO A LA GUERRA, sino SI A LA PAZ… , bajo ese parámetro basta un SI a la igualdad.

    Saludos

  50. SZ dijo:

    Playo: nada para agregar, ni para sacar…
    SUBLIME por donde se lo lea…..
    Beso enorme

  51. Karmakiller dijo:

    Puto el que lee.

    A toda honra.

  52. Silvina Alfonso dijo:

    Todo burbujeará por un tiempo, luego nos calmaremos… se calmaran los homofóbicos y afines? No lo creo, va a demorar bastante en llegar la tolerancia a las calles.
    De todos modos, hoy es un día para festejar!!! Chin-Chin!!

  53. Lilith dijo:

    @Despeinada: Disiento. Algunas leyes son bastante más que un puñado de letras que no cambian nada.
    Un ejemplo, entre muchos: El código civil argentino entró en vigencia en 1871. Clasificaba a los hijos en legítimos, naturales, adulterinos, incestuosos y sacrílegos. A estos últimos tres, no les reconoció derecho alguno en la sucesión de los padres, y recíprocamente los padres no tenían ningún derecho en la sucesión de dichos hijos, ni patria potestad, ni autoridad para nombrarles tutores. Sólo si eran reconocidos voluntariamente por sus padres, podían pedirles alimentos hasta los 18 años, y siempre que estuviesen imposibilitados para proveer sus necesidades. Y por si fuese poco, en los márgenes de las partidas de nacimiento, como un sambenito, se mencionaba qué categoría de hijo era el inscripto, no vaya a ser que pudiera escapar del estigma. Palabras más, palabras menos, eran parias.
    En 1888, pasados 17 años de la sanción del código, otra ley suprimió una sola de esas categorías brutalmente discriminatorias: hijos sacrílegos. Lo demás, siguió igual.
    Transcurrieron 66 años más para que otra ley -en 1954- eliminara en los registros públicos la discriminación entre los hijos nacidos dentro y fuera del matrimonio y las calificaciones de “adulterinos e incestuosos”. Quedaron dos categorías de hijos –excepto adoptivos-: matrimoniales y extramatrimoniales. Como un logro casi revolucionario, se dispuso que los certificados de nacimiento que emitía el Registro Civil se redactaran en forma tal que no fuera posible saber si el hijo había sido concebido o no durante el matrimonio. Eso sí, los extramatrimoniales sólo podían heredar la mitad de lo que le correspondía a los matrimoniales.
    Recién 31 años después, en 1985, otra ley, si bien mantuvo la distinción entre matrimoniales y extramatrimoniales, los equiparó plenamente en sus derechos.
    En definitiva, tuvieron que pasar 114 años para que los hijos, que siempre fueron hijos, tuvieran un tratamiento jurídico igualitario. Podría decir lo mismo sobre el tratamiento de la mujer que sólo en 1968 dejó de ser “incapaz relativa de hecho” para el sistema jurídico argentino, y recién en 1985, pudo compartir con el padre la patria potestad sobre los hijos (de la que antes carecía).
    Lo dicho parece arcaico, pero sólo pasaron 25 años desde aquella ley de equiparación jurídica total. Hoy probablemente se da por sentado que los hijos son hijos y punto, ignorando el infierno que toleraron aquellos –que, repito, siempre fueron hijos- por la ausencia de ley. Muchos de los que venimos a visitar a Playo –incluso afirmaría que la mayoría- nacimos durante la ausencia de ley. Ante ese vacío, únicamente puedo decir ojalá que todos hayan tenido la suerte de ser hijos matrimoniales.
    Como verá, todos esos cambios vinieron de la mano de leyes que si bien reconocían una situación precedente, era imperativo sancionar. Es que cuando las leyes, además de legales, son legítimas, marcan la diferencia.
    Dispense la extensión, pero me pareció necesario.
    Saludos.

  54. Despeinada dijo:

    @Lilith:

    Intentaré explicarme un poco más mejor 😉

    La ley que citas y muchísimas más (abolición de esclavitud, el derecho a las hijas féminas a heredar por mencionar unas importantísimas) son excelentes y hoy por hoy tan obias que nos parece ridículo que antes no existieran. Pero mi comentario era un poco más adelante. Tomando tu ejemplo, existen mujeres (me consta) que la noche del viernes se arreglaban y perfumaban para salir a la caza de esperma de director de empresa estatal… la idea era pescarlos tomados, y quedar preñadas para así tener asegurada la vida al menos los siguentes 19 años (en mi tierra, la ley dicta porcentaje de ingresos para el reoño, así que mientras sea directivo de gobierno era imposible que escondiera sus ingresos, cosa que hacen empresarios multimillonarios para brincarse tal ley).

    Es decir, que siempre habrá gente que amén de la buena intención que tenga la ley, consiga usarla para su beneficio jorobando a alguien más.

    Las leyes son necesarias, lo tengo claro, pero cito a Tolstoi para subrayar mi idea:

    Es más fácil hacer leyes que gobernar.

    Saludos Lilith, 🙂

  55. Despeinada dijo:

    error de dedo…obias no es obias sino obvias 😉

  56. Lilith dijo:

    @Despeinada: Entiendo el punto de vista y lo que usted dice también es cierto. Pero las leyes regulan el deber ser, no el ser.
    Como decía un viejo profesor de la facultad, el hecho que la tasa de homicidios se incremente, no hace devenir innecesaria la punición del homicidio. El abuso de una ley, no la invalida para la generalidad de situaciones que está llamada a regir.
    En el ejemplo que usted da, habrá que ver el contexto social que lleva a esas damas a salir de caza como única alternativa, pero esa es harina de otro costal. Y a propósito, si de la cacería nace un retoño, es que algo ha tenido que ver el buen director estatal, ¿é vero?.
    Saludos.

  57. Joaquin dijo:

    Evidentemente es Ud un puto reprimido…
    naa… una broma.
    Brillante reflexión.

    Pd:
    Pero no me van a decir que «el Puto» de Hugo Arana no era tremendamente gracioso!!!????

  58. Walterio dijo:

    @Despeinada: El ejemplo de los pedófilos en la ficción, no me parece muy feliz para intentar una analogía, no puede valorarse de igual modo a un adulto que se aprovecha de una situación de poder para someter a un menor, que las relaciones consentidas entre dos mayores de edad.

  59. Walterio dijo:

    @Joaquin: La verdad que Huguito Araña nunca me pareció gracioso, siempre fue estereotipado, ofensivo y malintencionado, del mismo modo que todavía me siguen resultando de muy mal gusto las elecciones del «Mariposón» en algunas escuelas durante la semana del estudiante, porque no se realizan en atención a la diversidad.
    Quienes no padecieron el infierno de la discriminación sexual en el secundario, no tienen idea de lo que todas esas burlas son capaz de generar en un adolescente confundido por la multitud de mensajes homofóbicos enmascarados de buena onda- leáse entre lineas: ridiculización de la imagen del gay- que la insensible sociedad heteronormativa, no se cansa de bombardear desde su supuesto y privilegiado sitial de normalidad.

  60. despeinada dijo:

    @Walterio:
    Coincido, es por eso que anoté el dato de quienes en la vida real quieren hacer legal el consentimiento de un menor de 12 años.

    Saludos. Me disculpo por no saber escribir tan bien como el dueño de este sitio y no saber explicarme a la primera 😉

  61. Walterio dijo:

    @despeinada: Ojalá el buen tono y el respeto que habitualmente se lee por acá, trascendiera también a la calle!
    Es un gusto saber que todavía hay gente civilizada y que no todo se reduce a querer levantar la antorcha para sumarse a la turba.

  62. ciruja dijo:

    bien ahi jose

  63. despeinada dijo:

    @Walterio:

    Ha hecho que me ruborice al recordar la infinidad de veces que he gritado improperios a los cafres de la calle en horas pico de tráfico sumado a mi estrés…. 😉 Supongo que ahora me acordaré de usted y su deseo cada vez que maneje mi coche.

    Saludos 🙂

  64. Gallo dijo:

    Che y no hay comentarios fachos? o los borraste José?

  65. José Playo dijo:

    No borro ningún comentario, salvo que sea agraviante al pedo. De todos modos, quienes opinan diferente no creo que sean fachos. Saludos y gracias por mantener la cordura con temas urticantes como éste.

  66. Pao dijo:

    Digamos la verdad. Que todos tuvimos miedo,porque fuimos criados medio torcidos.
    Que la sociedad gay se encargò de curtirnos, de enseñarnos y de patalear y ser coherentes. Sin su lucha, seguramente seguirìamos con los brazos cruzados o sin darnos cuenta, como tu amigo cuando te confesò ser gay.

    Ahora todos somos multicolores. Ahora todos queremos ser politicamente correctos.

    Mea culpa por mis pensamientos incesantes de còmo puede ser, siempre cuando fui pequeña.

    Ahora, ¿todo estarà mejor?

    Aprender de esto podrìa llevarnos a pedir consideradamente lo que es correcto y a conquistar luchas que creemos perdidas.

    La comunidad homosexual ha dado una gran lecciòn: huevos. Lo que justamente, creìamos que les faltaba y que a nosotros, como «mayorìa» nos harìa bien poner en la bandeja.

    Bien por ellos.

  67. Daniel dijo:

    me la como, y qué? je

    por casualidad no habrás ido al pio x? colegio de varones, pio diez la tiene bien parad…

    Que increíble! como fuimos educados bajo las reglas del engaño y la mentira para que los mismos pocos poderosos de siempre sigan divirtiéndose, no con nosotros sino de nosotros. Y pensar que los santos de mis viejos se dejaron la vida por mandarme a buen colegio. De un tiempo a esta parte, mis sospechas se hacían más fuertes hoy puedo decir tranquilamente: Me siento estafado y me duele.

    Por otra parte, cada entrada nueva del blog me gusta más y no puedo dejar de darte mis humildes felicitaciones por brindar una lectura tan amena y ligera, a veces, como comer un helado de limón en la siesta de un día cualquiera de enero. Gracias.-

    Puedo publicar está entrada en mi blog, por supuesto respentado intégramente su autoría?

  68. Luciano dijo:

    Interesante escrito. Felicitaciones

  69. elrober dijo:

    llevé una noche a mi cuñado al Hospital de Urgencias en calzoncillo (él, no yo) porque cuando lo llamamos para cenar no pudimos despertarlo, resultó que se había tomado a pecho un frasco entero de pastillas para dormir de mi suegra. Como a las 4 horas y con posterioridad al respectivo lavaje de estómago y su (cortísima) charla con la sicóloga de turno, volvimos a la casa y fué ahí cuando viví la situación mas bizarra que me haya tocado protagonizar. Cuatro mujeres (3 hermanas y una madre) alrededor del todavía aturdido muchacho preguntando porqué había hecho semejante cosa, y él respondiendo que tenía un secreto inconfesable (a mi parecer no era un secreto sino una certeza). Ninguna parecía darse cuenta de una realidad tan palpable, entonces tuve que hacer yo la pregunta del millón. -Cabeza, ¿el secreto es que sos gay, no? y me miró tan fijo con una mirada que no esquivé y que nunca voy a olvidar. -Si, ese es el secreto, gracias. Lo que siguió fué bastante feo, porque sólo una de las mujeres sabía o decía saber, la madre lloró desconsolada, y las otras dos intentaban hacerle ver que estaba confundido!!! y que cómo podía ser si había tenido una novia. Por lo demás, siempre me acerqué a los diferentes, a los que sufrían, a los débiles y mi tamaño me sirvió para convencer rápidamente a posibles agresores. Creo que tengo amigos putos desde el jardín de infantes, desde antes que ellos mismos lo intuyeran. Un mérito más que le reconozco a Cristina and friends, que TODOS empecemos a tomar con normalidad una situación harto normal.

  70. elrober dijo:

    hay gente que me tiene un cariño «casi» gay…

  71. Lindo escrito Don Playo…

    Capaz sean coincidencias…pero muchos comentarios incluyen la frase «Puto el que lee esto»… y estamos cerca del día del amigo…cerca del aniversario del que no tuvo enemigos (aunque DiscrepabaFútbolisticamenteConLosDeÑuls)…
    Todo esto me hizo acordar al genial «El 8 era Moacyr» (leanlo si pueden)

    Abrazo!

  72. Lucho dijo:

    Excelente!
    Publicado en mi facebook ya, y veo que se está esparciendo por todos lados..
    Segui así…

  73. Silvina Alfonso dijo:

    @Mr Morondanga:

    Genial!!! gracias, no lo había visto!

  74. LAU MAN dijo:

    ★ ★ ★ ★ ★

  75. juan pablo dijo:

    muy buenas palabras jose, un mundo justo pero no necesariamente un festin en donde todo este permitido. El respeto debe ser mutuo y cada quien es libre de ser feliz a su manera pero siempre pensando en no lastimar al otro o tratando de humillarlo. un abrazo

  76. No quiero molestar a nadie con mi opinion, pero me parec un poco ambiguo lo que propones en el articulo porque estas hablando de felicidad y de no «Agraviar» y usas unlenguaje que agravia a losque pensamos distinto ( los colegiosde varones son como una carcel es mentira y telo digo por que yo fui a uno). En fin muy poco objetivo y mas de losmismo a la final los que tatno hablan de derechos se pasna por donde ya sabemos los derechos de los niños por que esa es la disucion real de todo este asunto la Desviacion tanto de la familia como de la sociedad. Que hacemos los que queremos un mundo mejor para nuestros hijos pero distinto al tuyo??? POr que tenemos que aceptar algo que a todas luces es una locura?????
    Me parece MUY autoritario tu planteo y ojala que no borres este comentario ya que ultimamete parece que los que pensamos distinto no tenemos lugar para decirlo.
    Saludos.

  77. veritac dijo:

    Noestoydeacuerdo:
    En primer lugar , Playo no dice que TODOS los colegios sean así, él habla de «aquellos viejos colegios» , si a vos no te tocó, bueno, qué bien. No termino de entender de qué «desviación» estás hablando, quién se pasa los derechos de los niños por «ya sabemos dónde». Acaso los miles de casos de niños abandonados, maltratados, violados y tantos etcéteras,no son producto del mundo mejor que vos decís que querés para tus hijos? Cuál es la locura? que haya iguales derechos para personas que tienen las MISMAS OBLIGACIONES? O es que acaso les cobran menos impuestos a la pareja de un homosexual porque no puede acceder a la pensión de su pareja?
    En todo caso, el mundo mejor es un mundo donde todos podamos convivir en paz, con nuestras diferencias y sin lastimar a nadie, pero con igualdad y justicia para todos (parezco John Lennon)
    Y respeto tu manera de pensar, pero no la comparto. Para nada. Felicitaciones Playo, por tu post.

  78. José Playo dijo:

    @No estoy de acuerdo: Claro que lo que propongo es ambigüo, es la crónica de cómo yo viví el proceso de comprensión, y esa experiencia es única e intransferible; no puede ser tomada como modelo a seguir. El único valor que tiene para mí compartirlo es que pueda funcionar como disparador comparativo para que alguien más descubra que lo que siente o piensa quizá es aprendido, quizá se puede cambiar, quizá no deba ser taxativo.

    No estoy de acuerdo, sin embargo, con lo de los colegios de varones. ¿Funciona bien ese método si de cuarenta pibes hay cinco que la pasan mal? A eso voy. Y a que por algo se hicieron mixtos la mayoría. No digo que sea ni bueno ni malo, digo que a mí me parecía hipócrita y cruel, y en este sentido mi opinión vale tanto como la tuya. Poner todo en el plano de la axiología no sirve para construir nada.

    ¿Y adónde está el agravio? ¿No participaron mayoritariamente los ultra católicos en las marchas? ¿No se dijeron cosas terribles para los que piensan distinto cuando se les preguntó por qué lo hacían? Voy a que el modo peyorativo está arraigado en nuestros discursos hasta la médula. Basta con releer lo que escribimos para darse cuenta. Yo sigo creyendo que es imposible que cambiemos la forma de pensar y de sentir si no cambiamos la forma de verbalizar nuestras ideas. Si decimos «no tengo problemas con los homosexuales, pero para mí son enfermos y quiero que estén lejos de mis hijos», estamos en una contradicción flagrante. Y a eso apuntaba.

    Vuelvo a lo mismo del escrito, acá no está en discusión la adopción, eso es una instancia posterior, lo que se discute es la unión civil. Por eso me revienta que todo se reduzca a un punto para favorecer una u otra postura. Fijate que es como decir: «no compren autos porque son a nafta y hay problemas con el petróleo y hay obreros que mueren al pie de los pozos donde se extrae el crudo. Si compran autos, matan obreros». Mi cabeza tabacal no puede aceptar que no se aprueba la ley porque Dios no quiere y porque si se aprueba los gays van a terminar arruinándole la vida a los niños. Como vos decís, eso me parece a todas luces que es una locura.

    Tampoco estoy de acuerdo con que no hay lugares para expresarse, alcanza con ver los comentarios en las notas de los diarios digitales, los mensajes de los oyentes en las radios, las entrevistas que se le hacen a la gente en la calle, las mesas de los bares donde los pocillos se edulcoran con unilateralidad. Sí hay lugar para los que opinan de una manera. Nos sangran los oídos de escuchar esa misma opinión. Hasta podés abrir un blog o hacerte un Facebook y ponerlo en mayúsculas, a los gritos. ¿Qué lugar tienen los que piensan distinto? A eso iba. Les queda el silencio y la resistencia.

    Este sitio no es un espacio académico, ni es una fuente religiosa de verdad, es un espacio escrito por una persona con las mismas herramientas que hay disponibles para cualquiera, de ahí que yo tenga el mismo derecho de decir lo que quiera, del modo en que lo sienta.

    Para terminar, se me ocurre contestar a tu pregunta con otra pregunta. Hasta el momento hemos probado sólo una forma, y no abundan las soluciones. ¿Qué tiene de malo ensayar alternativas y ver qué pasa? En ningún momento nadie dijo que de ahora en más será obligatorio hacerse homosexual, tus hijos y mis hijos y los hijos de todo el mundo seguirán teniendo la chance de hacer lo que les plazca, con la diferencia de que si optan por asumirse como realmente son, cabe la posibilidad de que el día de mañana no los juzguemos tan severamente por eso.

    «Desviación», «locura», «autoritarismo». Me quedo pensando en muchas cosas y ninguna me saca una sonrisa.

    Abrazo y gracias por la opinión,

    José.

  79. Fabian dijo:

    Hola Jose, es la primera vez que entro a tu blog y es la primera nota que leo. Francamente felicitaciones. Me encanto la forma en que describís tu vivencia y nos haces llegar un muy buen mensaje. Sin embargo, y sin animo de polemizar gratuitamente, simplemente para tratarlo de la manera mas abierta y seria que sea posible quisiera saber que hay sobre los derechos de los niños. Y abordo este tema porque la mayoría de gays que escuche expresaron abiertamente que la adopción es lo que sigue. Leí que algunos psicólogos sostienen que el desarrollo de todo infante debe consolidarse en un ambiente donde exista diversidad. Es decir el niño debe tener el modelo paterno y materno tal como lo plantea la familia tradicional. No dudo de que algunas familias homosexuales (digamosles homofamilias) puedan criar hijos felices y sanos mentalmente, de la misma forma que los hechos demuestran que muchas familias hetero han hecho estragos en niños alrededor de todo el mundo. Pero pese a estos casos, no creen que complicar mas el escenario con mas opciones de familias posibles puede redundar en mayores afectaciones sobre los niños en adopción?
    Apoyo los derechos de los gays, es mas pensé que no era necesario darle un nombre a la unión de los mismos para que la justicia reconociera sus derechos. Pero que esta unión se llame matrimonio suena mas a capricho.
    Dejo abierto el dialogo.

  80. Silvina Alfonso dijo:

    Así como necesitamos encontrar respuestas a todo y cuando no la encontramos, la inventamos, también necesitamos clasificar, separar, discriminar.
    También es común a nosotros rechazar y desconfiar de lo desconocido.
    Cuando formamos parte de una mayoría, esto que planteé antes se acentúa.
    Cuando formamos parte de una minoria, la mayoría intenta clasificarnos, separarnos, discriminarnos, nos rechaza y desconfía de nosotros porque no nos conoce.

    Hagamos lo que hagamos, el tiempo pasa lo mismo…

    Y me gustaría terminar citando el final de un tango de E. S. Discepolo
    «Nunca quieras mal, total la vida, que importa!
    Si es tan finita y tan corta que al fin, el piolin se corta…»

  81. profe dijo:

    José:
    Felicitaciones. Por pensar así, y por escribirlo tan bien.

  82. Mariano dijo:

    Lamento José que vos te hayas sumado con tu post a un circo que no tiene explicación. OK, los homosexuales ahora se pueden casar y pueden adoptar como todos los demás… medalla, aplauso y beso. Un paso adelante sin lugar a dudas. Ahora bien, para vos y para todos los que se exprimieron los sesos analizando y debatiendo cuestiones morales de uno y otro lado, por qué no dedican el mismo tiempo para ver como solucionamos el tema de los chicos que viven en la calle con este frío o algún otro con un impacto más real en la sensibilidad de todos? No es mala onda con vos, es bronca con todos nosotros.

  83. Silvina Alfonso dijo:

    @Mariano:

    Bueno, aunque tu comentario no vaya dirigido a mi, al decir «nosotros» me engloba, ya que formo parte de esta sociedad y también he escrito un par de comentarios en el blog.

    Y realmente me preocupa que por la falta de argumentos, se recurra a la chicana sucia y barata.

    Mirá, tengo casi 50 años, soy mujer y me gustan los hombres, en los ultimos 20 años, el mismo, tengo dos hijos y también tengo dos dedos de frente para darme cuenta cuando una persona intenta molestar, sacando temas que nada que ver, como la cantidad de injusticias que sufrimos en este país, como si no lo supieramos, como si no nos indignara.

    Así que no haces nada para solucionar el tema de los chicos que viven en la calle con este frío ni tampoco te ocupas de otros temas con un impacto más real en la sensibilidad de todos? Muy mal de tu parte, el resto de los que escribimos en este Blog, sí.

  84. elrober dijo:

    alguien contrario a la ley (que es un gran tipo,por eso me interesó su opinión) me dijo que había estado dudando entre decidirse a apoyar moralmente, o no, la iniciativa; de repente escuchó una pregunta venida desde voces opositoras que preguntó : …» a los que piensan que está bien que se aprueba la ley les consulto , ¿que hacen si su hijo en un futuro no muy lejano les pide permiso para ir a dormir a la casa de un amiguito que es adoptado por dos hombres?»… Ojo!! estoy a favor de la ley y en contra de toda discriminación, y mi respuesta instantánea fue que debería conocerlos bien como a los jefes de familia de cualquier otro lugar a donde dejaría a mi hijo, pero me dejó pensando demasiado tiempo si mi respuesta fue sincera, o no….

  85. Lilith dijo:

    Me parece que hay que aclarar que la adopción no es «lo que sigue«, porque ya era, incluso antes de sancionarse la ley de matrimonio igualitario. No existía ni existe ningún impedimento para que una persona soltera (heterosexual u homosexual) adopte.
    Lo que suma la nueva ley es la posibilidad de que un matrimonio homosexual adopte del mismo modo que lo hace un matrimonio heterosexual, esto por modificar las regulaciones sobre el matrimonio, no sobre la adopción.
    Es llamativo que ahora haya tantas personas preocupadas por «los derechos de los niños» cuando desde hace añares y sin tanto jaleo se da la situación de padres y madres solteros, homosexuales o no, que adoptan y crían a sus hijos en pareja. Lo único que hace la ley de matrimonio igualitario al respecto, es dar estabilidad jurídica a ese hijo y al otro cónyuge, en caso que sea homosexual.
    Me pregunto si la paternidad y la maternidad no tendrán que ver más con roles que con concretas individualidades; si en el entorno afectivo de un niño (abuelas/os, tías/os, etc.) puede también encontrarse la figura materna o paterna que, según dicen los defensores de la familia occidental y cristiana, le falta cuando es criado por una pareja homosexual. No soy psicóloga pero la lógica pareciera indicar que sí, pues no he visto jamás a ningún miembro de la Acción Católica salir a chillar para que a un viudo heterosexual le impidan criar sus hijos porque “les falta una mamá”.

    Saludos.

  86. Rocío dijo:

    ¿La idea de impedir que tu hijo vaya a la casa de un amiguito porque sus padres son dos hombres cuál es ? ¿Evitar que lo violen, que lo vistan como mujer o que le laven el cerebro y que cuando lo vayas a buscar esté arriba de una mesa cantando el YMCA? ¿A qué le tienen tanto miedo?

    El problema de la sociedad actual es que sigue (aunque muchos no quieran reconocerlo) teniendo estigmatizada a la comunidad homosexual como unos degenerados, como unos depravados.

    El solo hecho de pensar en dos hombres cogiendo les pone los pelos de punta, cuando yo no creo que mis padres se hayan detenido a pensar en qué harían en su habitación los padres de las amigas con los que me dejaban. EN EL CASO DE LAS PAREJAS DEL MISMO SEXO ES IGUAL, lo que pasa dentro de la habitación de cada pareja en cada casa es PRIVADO. Lo dicen los sexólogos: en la cama no hay nada prohibido.

    Los «naranjas» toman como ejemplo para machacar a los homosexuales el quilombo que se arma en los desfiles del orgullo gay, pero muchos de los heterosexuales que forman familias van a corridas de toros o se pelean borrachos en la puerta de los boliches y no por eso sale nadie a manifestarse para que no puedan tener hijos.

    Además, desde que se planteara la opción de adopción, pareciera que se hubiera planteado regalar chicos a todo el mundo. ¿Nadie sabe, acaso, lo COMPLICADO y LENTO que puede llegar a ser un trámite de adopción? Ni hablar de lo excesivamente caro si se elige adoptar en un país que no sea el propio. Existen entidades competentes y extremadamente burocráticas que regulan este tipo de asuntos, y estoy segura de que -para acceder al beneficio de la adopción- una pareja del mismo sexo no solo tendrá las mismas trabas que una pareja heterosexual, sinó que además se lo pondrán más dificil aún.

    Lo que cada uno debería comenzar a fomentar en sus hogares, es una educación que desmitifique los esquemas rígidos y cuadrados que como sociedad hemos aprehendido después de tantos siglos de Iglesia Católica, metida siempre en todos los asuntos que incumben al manejo del pueblo, como si de cabezas de ganado se tratase.

    No hay nada de malo en que dos hombres o dos mujeres formen una familia, ni tampoco hay nada de malo en que dos hombres o dos mujeres se acuesten, caramba, que a veces parece que seguimos en la edad de piedra. De hecho, estoy segura de que los cabernícolas no tenían este tipo de problemas.

    Y si los hombres y mujeres que forman familias perfectas no quieren dejar que sus perfectos hijos hagan amistad con niños que tengan dos mamás o dos papás, allá ellos. PERO QUE NO INTERCEDAN EN LA VIDA DE LOS DEMÁS.

  87. elrober dijo:

    @Rocío: no te ofendas pero ¿tenés hijos?, a partir de que tenés hijos todas las actitudes, las decisiones, y los temores cambian de rumbo, te lo aseguro. No cambió mi forma de pensar una duda, dudo luego existo. Y ya aclaré más arriba el valor futuro que admiro de esta nueva ley, el de abrir las mentes de las próximas generaciones…

  88. Despeinada dijo:

    @elrober:

    La madre de un compañero de escuela de mi hijo es una persona que piensa que a los chicos, encerrados bajo llave, no les pasa nada y se va tranquila de juerga. Esta mujer antepone su diversión a su responsabilidad.

    El papá de un vecinito mío un día le dió un cinturonazo a mi hijo por decirle éste que el diablo no existe (mi vecino es Testigo de Jehová), Mi vecino no le pegó por ser religioso, le pegó por ser intolerante…

    La pareja homosexual de un amigo cree que el porno en los niños es bueno y les ayuda a ir entrando en el tema de la sexualidad. La pareja de mi amigo es estúpido, el ser homosexual no lo hace inteligente.

    La orientación sexual no tiene nada que ver con la estupidez de ideas o la intolerancia, así como la inteligencia o capacidad no tienen algo que ver con ser negro, blanco, amarillo o rojo.

    Yo no reviso la orientación sexual, ni el color de piel, sino las costumbres y pensamientos de las gentes a donde mi hijo está solo.

    Por eso yo tengo tu misma respuesta: y mi respuesta instantánea fue que debería conocerlos bien como a los jefes de familia de cualquier otro lugar a donde dejaría a mi hijo,

  89. calandria osorio dijo:

    Me pasó lo mismo q a elRober ante esa pregunta (lo cual no me enorgllece y se también q hay padres heterosexuales q son un horror) Espero q no seamos nosotros quienes tengamos la culpa si esos niños se sienten discriminados el dia de mañana, seguro no va a ser culpa de quienes los adopten, pero creo q estamos creciendo.Por otro lado soy católica y me averguenza q la Iglesia organice marchas etc, no somos todos iguales. Saludos. Excelente Post José realmente para reflexionar.

  90. carolina dijo:

    excelente esta nota ! te felicito por tanta claridad en tus pensamientos expresado en tus palabras……..no te conozco pero realmente te admiro.
    Me da pena ver como a veces se cierran algunas personas en argumentos que ni siquiera responden a un dialogo posible entre ellas y yo. También eso me da mucha impotencia.
    Espero no te moleste que lo imprima y lo pegue en un mural en la escuela primaria en la que trabajo. Creo sera una buena lectura para los grandes que trabajamos allí…..
    un beso y me gustaria seguir recibiendo articulos tuyos .¿como hago?
    Caro

  91. elrober dijo:

    @carolina: SI QUERES PEINATE ANDA ARRIBA A LA DERECHA DE ESTA MISMA PÁGINA, PONÉS TU MAIL., Y CLICKEÁS EN ¡DAME! Y JOSÉ TE LA DA

  92. elrober dijo:

    hay alquien que siente por mi un cariño casi gay

  93. Rocío dijo:

    elrober:

    Tal vez en ese punto tengas razón. No, no tengo hijos y no sé lo que se siente tener que decidir por ellos. Pero soy la hermana y la mejor amiga de muchos homosexuales que son personas MARAVILLOSAS, excelentes profesionales de la salud, la educación o simples trabajadores que JAMÁS permitirían le pase algo malo a un hijo, al amigo de un hijo o a nadie en general.

    Tengo amigos que no pueden ser padres porque ningún organismo, por su simple condición sexual (y a pesar de estar regulado) les daría una criatura para educar en su hogar, un hogar igual de ideal que el tuyo o el de cualquier pareja heterosexual.

    Me encantaría que muchas de las personas que todavía tienen prejuicios en ese ámbito, se tomaran un momento para conocer a las personas de las que hablo, porque entonces se darían cuenta del daño que le están haciendo a una parte de la sociedad que NO SE LO MERECE.

  94. stultifer dijo:

    Estábamos dando un paseo y descubrimos tu blog. Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al miércoles 21 de julio de 2010 en No sin mi cámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
    Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
    Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
    Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
    Y si tienes una escalera, mándanosla a edusiete@gmail.com y la publicamos inventándonos una historia.

  95. Dave dijo:

    Me fascina la claridad con la que expresás tus ideas, que por cierto comparto totalmente.
    Me cuesta entender que haya que ponerse a explicar que ser homosexual o heterosexual no tiene nada que ver con que seas inteligente o estúpido, confiable o no.
    Hace un tiempo mi hermano nos contó que estaba enamorado: caras felices por doquier. La frase que siguió fue, «de otro chico».
    Yo me alegré por la noticia, el pibe está enamorado! Pero los viejos no entendían nada. Fue todo un proceso para ellos, y para mi también. Para ellos aceptar, entender, alegrarse finalmente por la noticia, despojarse de prejuicios, de miedos, etc. Mi proceso fue con ellos, tuve que entender que no entendieran, que les costara aceptar. Tuve que ponerme en su piel, imaginar sus miedos (que el nene sufra). Encontramos un punto en común. Como en todos los órdenes de la vida, con diálogo, tiempo y comprensión pudimos sortear diferencias.
    «Yo sueño a veces con un mundo más tranquilo, donde dos hombres o dos mujeres que se quieren puedan cocinarse, leerse en voz alta, tejerse un pulóver frente a la estufa y, por qué no, garchar.» Buenísimo.

    Felicitaciones, por este post y por muchos otros anteriores que voy leyendo (hace poquito empecé y hay muchísimo para leer).
    Busqué tus libros por la zona sur de Bs As, sin suerte. Se consiguen en capital?

  96. Claudio dijo:

    Muy buena José! Clarísimo, y comparto 100% tus deseos.
    Llego un poco tarde a leer este post, después de que se hiciera justicia y se aprobara la modificación a la ley de matrimonio civil, que no es más que eso …la modificación de una ley para ampliarla y que contemple los derechos no cubiertos anteriormente.
    Hace 120 años la situación era la misma, me permito citar «La guerra de Dios» en Página/12 del 11/07/10

    No eran homosexuales y lesbianas a quienes se pretendía incluir en el Código Civil en 1888, cuando se debatió la reforma de la legislación para instaurar el matrimonio civil en la Argentina. Eran miles de inmigrantes los principales beneficiarios, que por no haber en el país sacerdotes de su culto o no profesar una religión, como explicaba el entonces presidente Miguel Juárez Celman, se veían “en la dura alternativa de traicionar su conciencia o de privarse del derecho de formar un hogar amparado por las leyes”. Al igual que en estos días, la discusión en el Senado pasaba por igualar los derechos de una minoría y la Iglesia veía la reforma como una amenaza a la familia y una violación a “la ley de Dios”, tal como repitió el arzobispo porteño Jorge Bergoglio 122 años después de la aprobación del matrimonio civil. (….)

    Como ahora, en 1888 también se juntaron firmas para frenar el tratamiento de la ley. El 9 de septiembre de ese año, según recopila Torrado en su libro, en La Prensa apareció una noticia breve que indicaba: “El cura del partido (de General Alvear) declaró el último Domingo, escomulgado á todo el que, estando presente en la misa, no firmase la petición al Congreso en contra del matrimonio civil. Sin embargo, a escepción de unas once viejas y veintidós chicos de escuela, nadie quiso firmar” (sic). (…)

    El tema de fondo era, como ahora, la ampliación de derechos. Cuando el presidente Juárez Celman ingresó el proyecto en el recinto, mandó la siguiente nota: “Las leyes que reglamenten el matrimonio deben inspirarse en el mismo espíritu liberal de la Constitución, para que sea una verdad la promesa de ‘asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino’”. Incluso insistió en que un contrato “de tanta trascendencia” no debía entregarse “a los ritos de las diversas religiones que existan en la República; tanto más, cuanto que muchos de sus habitantes no profesan culto externo alguno”. (…)

    En medio de estos debates de la primacía religiosa sobre la vida civil también se escondía un problema económico. La Iglesia cobraba, y cobra aún, para realizar la ceremonia religiosa del casamiento. Y el tema fue mencionado por el ultracatólico Manuel Pizarro en la sesión del 1º de septiembre de 1888. “Se dice que los curas no casan a muchos porque esos muchos son pobres”, advirtió el senador santafesino. Y enseguida encontró la forma de enmendar esta injusticia divina, con tal de no aprobar el matrimonio civil: “Pongámosles un sueldo a los curas, y entonces el pueblo no será explotado, se casarán todos sin dificultades de ningún género”.

    Al decir de Mario Wainfeld : «Por sus frutos los conoceréis, a unos y a otros. Esta historia continuará y la lucha por la igualdad seguirá sumando gente dispuesta a saludar las diferencias, ripio más, ripio menos.»

  97. gally dijo:

    La verdad recién lo leo y me indigna mucho… no haberlo leído antes.
    Que se yo, vivimos en un mundo con muchas opiniones distintas y apoyo eso. Me quedo tranquilo que no hay (al menos sólo una) voz que nos lava el cerebro diciendonos que pensar y que no. Apoyo la diversidad y que la gente haga con su culo un pito y que se meta un pito en el culo si los hace felices. Yo también lo hago. Y lo que hago en mi cama con mi homosexual novio no es problema de nadie, a lo sumo, es, de vez en cuando, algo que hablaré con mis amigos.
    Cada uno tiene su religión o su creencia en algo después de la muerte. También les doy un poroto por eso.
    Pero JAMÁS debemos olvidar que esto se trata de derechos, no de religiones o de intimidades. Porque si cojo o no con personas de mi mismo sexo, es cosa mía, pero si quiero vivir la vida con el hombre al que amo, creo que me merezco tales derechos. Yo pago los mismos impuestos que vos, trabajo, más o menos las mismas horas y me costó lo mismo llegar a dónde llegué. Con mis humildes pertenencias y con el cariño de la gente que me rodea, igual que vos. Entonces, por qué no podría casarme al igual que vos.
    Y de hecho, ni mi homosexual novio ni mi puto yo sabemos si queremos casarnos, pesé a que ambos salimos a juntar firmas y a luchar por la igualdad. Porque lo más importante no es si lo voy o no hacer, es que tenga el derecho a…
    A esta enfermedad crónica la vamos a ir erradicando todos juntos. Yo no creo que se haga de hoy a mañana. Debemos ir despacio, lento pero seguro. Ya dimos un paso más, ni el primero ni el último.

    Qué lindo es leer la mayoría de estos comentarios. Me hace pensar que el camino hasta acá, viene bastante bien 🙂

  98. Serranita dijo:

    José: La verdad es que me encantó este post y la claridad con la que expresaste lo que muchos/as pensamos. Sin embargo me queda dando vueltas en la cabeza esto de que «el modo peyorativo está arraigado en nuestros discursos hasta la médula» ya que es algo que observo y mucho en nuestra sociedad. Hace años se abolió la esclavitud y sin embargo se escucha seguido esto de «los negros de mierda» cuando se habla de pobres, delincuentes, etc. Es más, hasta te dicen «no me refiero al negro de piel sino al de alma» como si esto de alguna manera justificara la frase…se le dice «gordo con cariño» al que tiene unos kilitos de más, «negro/a» al que tiene la piel un poco más oscura, «puto» o «torta» al homosexual…ni hablar del famoso «mogólico» que usan muchos para insultar. Me pregunto ¿hemos evolucionado realmente o todavía somos presa de todo esto que tanto criticamos? Creo que el lenguaje a veces habla más que nosotros y que aunque sea en forma inconsciente seguimos transmitiendo todo esto que detestamos…Creo que el verdadero cambio llegará cuando podamos referirnos a la gente como «gente» sin distinción de altura, peso, color, religión, cargo u oficio, condición sexual o lo que sea. Hijos de puta hay en todas partes y el aspecto físico, la condición sexual, la religión o la clase social no es para nada un factor determinante en ello…Me alegra muchísimo que mi país haya dado un paso tan grande hacia la tolerancia y el respeto del otro, pero me enorgullecerá aún más cuando sus habitantes aprendan a no señalar con el dedo (o con la lengua) de manera despectiva todo aquello que no entre en los estrictos e inflexibles márgenes de lo que llaman «normalidad».

  99. Evelin dijo:

    Excelente artículo, comparto la opinión… no sé a qué le teme la gente… y eso es lo que le digo a cada uno que me comenta escandalizado la nueva ley… a qué le tenés miedo? Pensás que te vas a contagiar? Y en todo caso… contagiate la felicidad, la sinceridad, la fuerza de hacer lo que se te canten las bolas, libre.
    La sociedad dio un paso adelante y de los de en serio. Gran avance de los argentinos.
    Y muy buen artículo de Playo.

  100. mmoreno80 dijo:

    puto el que lee!

  101. sirenita dijo:

    Qué buen artículo.
    Me encantó José. Hasta me hizo replantearme algunas cuestiones bastante escondidas y reprochables, producto de una rigurosa educación primaria y secundaria en un colegio de monjas.

  102. Mariel dijo:

    Muy buena prosa, preciosa postura (tranqui, la ideológica, no te estoy coqueteando). Pero… Como siempre, no podemos evitar discriminar, aunque sea positivamente. ¿Aclaro? ¡Pero claro!
    Los y las homo NO SON más resistentes, más tolerantes, más sensibles… creativos, bonitos, etcétera ad infinitum. No se visten con más elegancia ni son más buenos. No son más [inserte aquí cualquier adjetivo envidiable] que los y las hetero. Ni tampoco menos.
    Ésa, justamente, es la cuestión.
    SON IGUALES. Y hay de todo, como en botica. Por cada puto divino hay una marica malísima. Por cada lesbo recopada hay una torta hijaputa. EXACTAMENTE IGUAL QUE por cada caballero gentil hay un machista golpeador y por cada mujer adorable hay una araña psicopateadora.
    Si han resistido la intolerancia, es porque no se puede evitar resistir cuando a uno no se le prohíbe hacer, sino SER, porque no se puede dejar de ser lo que uno es, y para seguir existiendo no queda sino resistir.
    La discriminación sólo terminará cuando no se juzgue a nadie peor o mejor o simplemente distinto a otro, POR SER QUIEN ES; cuando pueda mirarse a alguien y decir «es gay», «es cordobés» o «es abogado», a mero título informativo, y a partir de ahí decidirse a conocer a la persona que habita tras ese rótulo. Y entonces sí, decir «José es sensible» y «Mariel es una pervertida». La discriminación dura lo que dura el prejuicio, pre-jucio, juicio previo, adjudicado sin conocimiento del individuo y basado en generalidades preestablecidas.
    Los hetero somos hetero. Los homo son homos. Los bi son… los que mejor la pasan, aparentemente… pero simplemente son bi.
    Me quedo con Serrat: «uno sólo es lo que es, y anda siempre con lo puesto», y con La Agrado de Almodóvar, siempre: «una es más auténtica, cuanto más se parece a lo que ha soñao de sí misma».

  103. Mariel dijo:

    @También: Precioso, darling, perfecto. Tan, tan agudo, tan directo al blanco mismo del problema. Ah, algún día… algún día, el sarcasmo conquistará el mundo, abrirá cabezas y esparcirá sesos putrefactos por doquier con su espada de plata pulida.

  104. Mariel dijo:

    @También: le copié tu comentario a una amiga… y ella me respondió con un link de… ¡mi propio blog!
    http://campana-de-palo.blogspot.com/2010/04/negros-judios-y-bomberos.html
    Caraixos, el alemán que me esconde las cosas ataca de nuevo.
    Salve a nosotros, los iluminados.

  105. Lapiedraenelzapato dijo:

    «Admiro la claridad con que expresas tus ideas. Ojala mas gente pensara asi»…

    José hace tanta DEMAGOGIA que nunca sabrás cual es «SU PROPIA IDEA», además de la de buscar APOYO POPULAR.

    Anyway, hay que tomar el texto como debe ser, independientemente de quién los escribió. Está bueno.

  106. elrober dijo:

    @Lapiedraenelzapato: si José no supiera defenderse, te aclararía que todos (o la mayoría) los que conocemos su trabajo, sabemos de sobremanera que es un escritor POPULAR, es decir, que escribe para el PUEBLO. Un escritor POPULAR utiliza un lenguaje simple, a diferencia del escritor ELITISTA que lo hace con un lenguaje complicado y con la intención de llegar sólo a los sabios. Los escritos de José (te comento en el caso que él no quisiera defenderse) están narrados en un tono tan intimista que cualquiera podría saber cuales son sus ideas aunque intentara en vano ocultarlas. Por último, la palabra demagogia como se aplica actualmente está cicunscripta exclusivamente al mundo de la política, y José no es un político; en cuanto a la etimología de dicha palabra significa «guiar al pueblo» ,siendo grandes demagogos de la Historia Jesús y Gandhi, por dar algunos ejemplos. Talvez por eso José sabe y no quiere defenderse, porque en definitiva tu intención de agredir hace aguas por los cuatro costados. Pero no te voy a aclarar nada, menos teniendo en cuenta que usas el nombre de la revista de Emanuel Rodriguez, de quien José es un amigo…

  107. elrober dijo:

    @Despeinada: con el paso de los días, y como consecuencia de hablarlo con tanta gente, he logrado desarrollar mentalmente una respuesta que me llena mucho más y que me deja mucho más tranquilo por las noches. Cuando, el día de mañana, mi hijo me pregunte si puede ir a quedarse en la casa de un amiguito (cuyos padres sean una pareja homosexual) para él va a ser tan normal y tan alejado de lo preocupante que pueda resultarnos hoy en día, que va a pasar a ser cotidiano para mi también, como lo sería si esta ley se hubiera dictado y aprobado cuando yo tenía 1 año. Ahí es donde siento que reside lo importante y trascendental de semejante cambio, en hacernos ver que va a haber un futuro diferente en el mediano plazo, un cambio que se nos va a instalar en la vida diaria, esa cotidianeidad que tanto defendemos con uñas y garras…

  108. elrober dijo:

    @Rocío: el padrino de mi hijo es homosexual, y en el verano me pidió que deje ir a mi niño a Barcelona donde reside actualmente. Acepté sin dudarlo, incluso sabiendo que su tío vive en pareja con alguien que no conozco, talvez no entendiste lo que quise expresar, y es que no importa a quién confíes a tus hijos, el único requisito es que esta persona sea un buen ser humano a MI parecer único e incomparable, lo que yo considero bueno talvez no lo sea para otro y viceversa…

  109. Rocío dijo:

    elrober: No te expresaste bien entonces, porque a mi específicamente no me quedó clara tu posición. Ahora sí 😉 Saludos desde Barcelona !

  110. puto dijo:

    ¿ustedes quienes son?

  111. lisa dijo:

    Hola, te paso el link de una web que te pagan dinero por leer emails y hacer click.
    Si, leiste bien solo tenes que ver mails y hacer click.
    Registrate, Es GRATIS!

    La web esta en español y es muy facil:
    http://www.sumaclicks.com/

  112. Javier dijo:

    Bueno, yo tengo una opinión al respecto… el dia que se aprobó discutíamos con mi prima y terminó diciendome que yo era facho.
    Me alegra también que hayas dicho que no todos los que opinan diferente son fachos. No me coincidero facho… si, quizás, algo conservador.
    Bueno, no pienso salir a la calle a protestar ni mucho menos, prefiero que la mayoría lo decida.
    Que se yo, si tuviera que decidirlo yo no me sería tan fácil.
    Ahora que veo que en general la gente está a favor me siento un poco mal, osea… si no estoy convencido de que aprobar la ley sea realmente un paso superior soy un subnormal? un cabeza hueca? un cerrado?
    no lo sé, pero algo adentro mio todavía no cierra.
    Lo que escribiste es magnífico, muy claro y muy solidario.
    Ojalá la ley sirva para promover el bienestar… y para que las personas se amen… y que realmente sea un paso adelante…
    porque a mi entender vamos cada vez mas torcidos.
    abrazos

  113. Es gracioso pero cada vez que escucho sobre homosexualidad me creo cada vez más ese cuento del apocalipsis…=)

  114. Lucia dijo:

    Buenisimo el analisis.
    Me gusta mucho tu manera de escribir, disfruto enormemente tus textos y me identifico con tu manera de expresarte. gracias

  115. José:

    Caí en tu blog no se cómo, algo muy usual en la web… me sorprendió este texto, sobre todo al comienzo por la franqueza con que abordás la típica homofobia de estudiantina.

    Así seguí hasta el final con tu análisis, y más allá de compartir bastante tus comentarios, rescato la por demás atractiva prosa con que te expresás…

    Supongo que a partir de ahora seré un habitué por acá…

    Un saludo!

    Petre

  116. Eduardo dijo:

    Yo quiero casarme con un pato por que no puedo? quiero que le reconozcan los derechos a mi pato! Soy parte de una minoría discriminada!

  117. Walterio dijo:

    @Eduardo: No te podés casar porque eso se llama zoofilia y el matrimonio es entre seres humanos, los derechos de los animales los regula otra ley…
    Creo que sos parte de una minoría que piensa que ser homosexual es integrar una subespecie zoológica, pero lamento informarte que los tadeys no existen, solo salieron de la prodigiosa imaginacion de Osvaldo Lamborghini, quizás para refregarnos de manera escandalosa la inmunda hipocresía de nuestra cultura.

  118. Jackie dijo:

    Pobre pato…

  119. Walterio dijo:

    @Jackie:

    Debe ser el famoso «pato de la boda».

  120. Altariano dijo:

    @ej: Sin dudas fui a una escuela donde no me enseñaron a ser tan estúpidamente vulgar para hacer una pregunta.

  121. Mariel dijo:

    @Eduardo: Sencillo, querido mío. Porque el pato no puede decir si quiere o no quiere casarse con vos. El matrimonio es un contrato entre dos adultos. ¿No es simple?

  122. MADRE MIA¡¡ esto esta pasando de ser una jocosa nausea a un aterrador presagio…primero entregan niños en adopción a homosexuales ahora puede que tambien algun dia permitan que otros locos hagan pareja con animales,hasta donde puede llegar a mutar de tales formas nuestra sociedad?.

  123. Eduardo dijo:

    Acaso nosotros no somos animales? que nos diferencia? Te crees mejor que un animal? por lo menos los animales saben diferenciar machos de hembras.

    Además mi pato podría ser una gran madre, hay que darle la oportunidad!. Mi fantasía es adoptar un pibe y traerle un patito de hermano.

    contrato entre adultos mis webos…. dios mio… la ridiculez amparada en el sistema legal juaz

  124. El Mauri dijo:

    @Eduardo:

    Podés estar o no de acuerdo (mas allá de que a chillar a otro lado porque ya se aprobó la ley). Muchísimos años de educación católica y otros tantos de haber vivido me generan un conflicto entre si estar de acuerdo o no, aunque te digo la verdad antes que ver un chico muriendose de hambre o que una madre lo ahogue apenas nace, prefiero que se lo den a alguien que lo va a cuidar y se va a asegurar de que nunca le falte nada, homosexual o no. Por mi parte y luego de mi experiencia de vida te digo que me vuelco mas a estar de acuerdo con la sanción de la «tan polémica» ley. Y no, no soy homosexual.
    Creo que lo malo de tus comentarios es que carecen de la altura necesaria para compararse o contraponerse al resto de los comentarios vertidos. Ahí está tu error. Si venís con un planteo inteligente, con razones de peso y sin faltas de respeto a opinar, capaz que hasta le cambiás la forma de pensar a alguien. Pero tus comentarios no hacen mas que reafirmar la postura del «no porque no», sin mediar razones inteligentes. Bah, sin mediar razones, inteligentes o no.
    Y de última, si te querés culear un pato, es tu problema y solo tuyo y no tiene por qué molestarme a mi. Si sos feliz culeandote un pato, ¡Sé felíz hombre!
    Un saludo

  125. El Mauri dijo:

    culEandote? o culIandote?

  126. Eduardo dijo:

    Pero yo no estoy en contra de los homosexuales, estoy en contra de que ahora cualquier gilada se convierta en ley.

    A ver, cual es la diferencia entre casarse con un pato y casarse con otro hombre… yo no la veo, ambas son ridiculas desde el punto de vista «matrimonio» (que no es mas que cultural, y si la ley se hizo fue para proteger esa cultura).

    Ahora los progre se creen que pueden cambiar una cultura amparandose en la absurda idea de los «derechos a las minorias» bueno si es así, quiero casarme con un pato cual es el problema a ver…

  127. Walterio dijo:

    @Eduardo:
    Los animales se guían por instinto los seres humanos no, además hemos sido capaces de crear una cultura.
    Para tu información hay especies que practican la homosexualidad como los pingüinos, los delfines, las jirafas, las ovejas y algunas ballenas, lo que daría por tierra creer que «lo natural» solamente queda confinado al macho y a la hembra desde una perspectiva meramente biológica.

    Aceptar la diversidad, reconociendo una realidad que debe ser amparada legalmente porque la felicidad es un derecho de todos y no de una mayoría, no es ser progre, es convertirse en mejor ser humano, algo que todos los fundamentalistas religiosos parecen haber olvidado como mandato originario de su fe.

    No alcanza con decir «yo no estoy en contra de los homosexuales» para no ser catalogado de homofóbico, quizás sea más sincero asumirlo porque lo único ridículo, es la necedad de quienes a toda costa no quiere aceptar los cambios o desestimen la importancia de un hecho, tan solo porque no los incluya.

  128. Rocio dijo:

    Yo no desperdiciarìa ni un segundo màs de mi tiempo en hablar con un homòfobo que se quiere casar con un pato.

  129. Jackie dijo:

    Se confirma el claro ejemplo de que una familia heterosexual procreó un hijo al que no se le inculcaron valores como el respeto y la tolerancia hacia las personas que no piensan igual que él; entonces hay parejas heterosexuales que no deberían procrear, adoptar ni criar chicos, pues existe el riesgo de que los chicos cuando sean grandes se quieran casar con un pato, (insisto pobre pato, ¿qué gansadas estará pagando para que un enfermo le pusiera el ojo al extremo de querer casarse con él XD?)

  130. Dibertino dijo:

    Pos recuerden que en la practica muchas veces existen personas que hacen pareja con sus mascotas generalmente con perros o gatos,ademas muchos de ellos son padres solteros,tampoco veo en que pueda afectar a un niño tener dos padres gays,peor es a que solo exista un padre…es cuestion de ser autenticos.

  131. Simon dijo:

    No se de que hablan pero yo siempre he creido que ser auténticos es siempre un requisito al que las personas nunca cumplirán en su totalidad como ideal,pero… difícilmente se podría decir que un homosexual o un afeminado se acerca siquiera a algo a lo que se le pueda llamar auténtico,hablamos de personas que han sobrepasado el límite llendo incluso contra el orden natural de las cosas solo porque se trastornó su sexualidad en algún momento de sus vidas; tengo curiosidad por saber la manera como podría influir eso en el desarrollo del sentido común e identidad sexual de los niños que se forman bajo la tutela de padres homosexuales.

  132. Jackie dijo:

    Yo también tengo mucha curiosidad por saber qué orilla a un hombre o a una mujer que viene de un matrimonio heterosexual, a matar, vejar, violar, alcoholizarse, drogarse, robar, maltratar mujeres, maltratar chicos, violar a sus propios hijos o hijas, matar animales, violar animales…

    El mundo no ha sido mejor sin matrimonios homosexuales ni hijos adoptados por ellos, nadie puede ni podrá demostrar lo contrario.

  133. cristina dijo:

    Hola..!! Me gustó lo que he leído; llegué a esta página por una tarea virtual y que sorpresa leer algo tan actual y dicho tan claramente..!!
    Como alumna digo que bueno poder expresarse así..
    ÉXITOS..!!

  134. Pingback: Julio y Agosto del 2010 « Buscando una salida

  135. Danita dijo:

    Tengo un amigo homosexual, lo conozco desde hace 10 años…… siempre sospechamos que no era heterosexual y, obviamente sin saberlo, cuando nos juntábamos con amigos en común debatíamos su sexualidad como si fuéramos dueños de la verdad o como si nosotros fuéramos los «normales». Hace un par de años, confesó su sexualidad (cosa que para mí no fue una novedad). En ese mismo momento, se me pasaron todas las charlas y risas que habíamos tenido a sus espaldas. Y recíen ahí me di cuenta que la esencia de aquella persona era la misma y que lo iba a seguir queriendo de la misma forma. Nunca me había dado cuenta o nunca me detuve a pensar el sufrimiento de una persona que reprime su condición sexual por miedo al rechazo o la burla del resto de la sociedad y obviamente me incluyo.

    Que se puedan casar o tener la libertad de estar juntos y vivir una vida sin reprimirse me parece bárbaro….. cuando sos chico y cambiás de idea, pensamiento o lo que fuera para ser aceptado o simplemente cambías algo de tu ser para tal fin no te sentis bien, me muero de solo pensar que se reprimen tanto…..

    Respeto todas las formas de pensar, esta es la mia!

    Beso a todos!!!!

  136. Emilio dijo:

    Simplemente GENIAL… Gracias!

  137. La curiosa dijo:

    @CachoCBA: Aplaudo a este tipo de Pie..!La verdad es un groso…TOTALMENTE DE ACUERDO. Tengo 15 años y mi mamá estaba alejada de la iglesia.Este año empecé a hacer la confirmación, y confirmé que estoy en contra de muchas cosas de la iglesia. Yo creo que Dios, según lo que dice la biblia, nos quiere libres y felices: entonces por qué mierda salen ahora en contra del matrimonio de dos personas que se aman..?! Y decian (Porque gracias a Dios se aprobó la ley) que estaban en contra de ese matrimonio por la vida que llevaría ese niño que adopten el día de mañana (?) me estan cargando..?Ahora es mejor que un niño se pase toda la vida en la calle y se muera sin haber conocido el calor de un hogar y el amor de una familia. Sé que va a ser raro para ese niño tener dos papás o dos mamás, pero si esos padres son amorosos, por qué está mal..? «Noo..pero a esos niños lo van a molestar los compañeritos por esto…» Y quién esta mal entonces..? Dos personas que se aman y que decidieron adoptar a un niño para darle amor y un hogar o esos niños que los han educado en una burbuja marcandoles ESTO ESTA BIEN Y ESTO NO..? Creo que acá los que tienen que cambiar no son los gays o las lesbianas, ellos no son los que tienen que decir «Bueno esta bien me caso con una mina o un tipo aunque no me atraiga para estar en comunión con la sociedad» No..!Como ya se ha dicho no es que ellos por ser re heavy, re jodidos decidieron cambiarse de bando…nacieron con gustos distintos, como todas las personas..! Lo que acá hay que cambiar es la sociedad, el pensamiento de la sociedad…sacarlos de ese encierro que tienen, de ese pensamiento de mierda que tienen…
    Algo gracioso..?Mi abuela es evangelista hasta la raíz del pelo y obviamente estaba en contra y cuando yo le dije que estaba a favor se puso como loca…saben lo que me dijo..? «Se ha comprobado que las parejas gays tienen una relación inestable y tiene más tendencia a engañarse (meterse los cuernos) y a separarse…» (?) me estan cargandooooo….??Dios mío…!!Lo dice ella que es la madre de mi papá, el tipo que le metió los cuernos a mi vieja y nos dejó por esa mina…cuando se han fijado en la cantidad de heterosexuales que se separan al año..?Cuando han sacado «probabilidades» de esto..?
    Los tratan como si no fueran de esta especie…no se dan cuenta de que TODOS SON PERSONAS IGUAL A NOSOTROS…!
    Ya se aprobó la ley, ahora lo que yo personalmente espero es que la sociedad cambie esa manera de pensar…que aprenda a ver el mundo con la visión del siglo XXI, así quizás logremos ese mundo tan justo que en el fondo todos esperamos…
    Saludos…!
    Lari…

  138. HOMOSEXAPIENS 666 dijo:

    Hay muchas cosas en el mundo tan naturales pero que no necesariamente deben ser del agrado de las personas,por ejemplo el excremento y el hedor de este por decirlo así son también parte de la compleja funcionalidad de la maquinaria de la vida y por ende realidades que no podemos evitar hasta dentro de mucho tiempo cuando sean reemplazados por algo menos incómodo.Los gays y no gays de todo el mundo nos estamos dando cuenta que la homosexualidad también es una realidad que ya no podemos eludir por más tiempo,y en honor a la compasión y humanidad que como seres civilizados hemos pregonado durante mucho tiempo,es preciso que todos lo aceptemos y aprendamos a convivir con ello.

    Sin embargo hay aún hay cosas por hacer; se trata de una percepción ,un modo de sentir que ha estado siendo ignorado,oculto y reprimido durante mucho tiempo por lo tanto también hablamos de “una nueva forma de expresar emociones,afectos,ímpetus,etc” por lo que resulta necesario que los gays de todo el mundo empiecen también a organizarse y establecer normas de conducta regidas por la ética para integrar adecuadamente a sus comunidades a las que representan a la sociedad.

    AMIGOS,LA HOMOSEXUALIDAD HA VENIDO PARA QUEDARSE Y LES ASEGURO QUE SOLO DIOS PONDRA LAS COSAS PERSONALMENTE EN EL ORDEN QUE SOLO EL DESEA ….NADIE MAS

    Mientras tanto tratemos de vivir en armonia,disfrutando de la vida con lo mucho o poco que tenemos,haciendo el bien muy aparte de lo que dictaminen las religiones y el conservadurismo,solidarizandonos con las minorias homosexuales del mundo en pos del bien común.Saludos

  139. Mariel dijo:

    @HOMOSEXAPIENS 666: ¿Estás comparando la homosexualidad con el excremento y el hedor que molestan a los «seres civilizados», esos que rigen la ética? Te veo poco de sapiens, homo-sex. Y el 666 no le va a gustar a tu dios.

  140. DESDE LUEGO,TÚ LO HAS DICHO,no todo tiene porque gustarnos o disgustarnos,ni siquiera dios esta exento de ese hecho y los escritos así lo admiten;y con respecto al 666,en términos bíblicos solo es una alegoría que representa a un modo casi universal de actuar y de pensar en un periodo especifico de tiempo y que sin embargo no prevalecerá demasiado por decreto divino o simple evolución.

    No podemos precisar que tan equiparables sean la homosexualidad y el excremento,pero si analizamos las cosas fuera de peyorativísimos nos daremos cuenta de que en la naturaleza hasta el excremento,con todas sus características, cumple una función por lo tanto nunca esta demás entender cual es el fin práctico en la naturaleza del homosexualismo alejándolo por completo de conductas estériles como la drogadicción, la ludopatía, el vouyerismo,anorexia ,bulimia, fobias y demás conductas sociopatas;quizas solo estemos hablando del homosexualismo como un transtorno sutil,inócuo,fuera de serie,una inquietante percepción errónea de la sexualidad,muchas cosas están por esclarecerse no siendo desde luego,un motivo que justifique la intolerancia.
    Personalemente pienso y creo no equivocarme,que nada en este mundo es perfecto y la verdad absoluta no cabe dentro de seres tan limitados,sin embargo aunque no podemos recrear tales condiciones de perfección y verdad absoluta en su legítima magnitud,no significa que debamos dar por hecho que nada de eso existe fuera de nuestros limites y alcances.
    COMO PODRAN VER,EL TEMA ES TAN EXTENSO Y DESAFIANTE COMO LA PROPIA EXISTENCIA.Saludos

  141. Tinchoº! dijo:

    Hace exactamente un año, en nuestro país, se hacían extensivos los derechos de igualdad a un sector minoritario de la población. Hace un año, muchos argentinos empezamos a hablar de IGUALDAD (y a creer en eso). Hoy, 15 de julio, Día Municipal de la Igualdad (declarado recientemente en Villa María a partir de aquel 15 de julio) quiero que recordemos aquel maravilloso acontecimiento político con tu texto, José.

  142. Hello to all, the contents present at this website are actually
    awesome for people experience, well, keep up the nice work fellows.

  143. Pingback: payday loans online

  144. Rodrigo dijo:

    Es genial!!! Me permito compartirlo por facebook. Un fuerte abrazo.

Responder a Tinchoº! Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *