La vocecita de las habitaciones vacías

Son las once de la mañana en esta tierra nueva e indomable. Sobre las baldosas rotas espero al tipo que viene a presupuestar los arreglos de nuestro nuevo hogar. Hay que reparar pérdidas en un baño, humedades en una pared, y hacer andar un aire acondicionado. La casa tiene un montón de escaleras y muchos desniveles, viejos resabios de refacciones improvisadas. Del otro lado de la calle hay un templo religioso moderno, de esos a los que tenés que asistir con pantalón de vestir y camisa abrochada hasta el cogote. El sol se derrama como una catarata de fuego sobre las pocas cabezas que se bambolean en el populoso barrio de Bella Vista.

Un viejito con la espalda doblada en un ángulo imposible me mira desde la otra vereda. Está justo debajo del cartel de la iglesia y cuando ve que prendo un cigarrillo, se cruza.

—¿Tiene fuego, jefe? —me pregunta.

Le tiendo el encendedor y sonríe. Tiene la boca hundida dentro de la cara, como si los labios fueran un foso de arrugas que convergen en un túnel hacia la oscuridad en la que ya no vive ni un diente.

—Y cigarro —dice—, ¿cigarro, tiene?

Meto la mano en el bolsillo y saco la etiqueta. Le ofrezco uno y se lo enciendo. Sus labios aprietan el filtro y lo hacen desaparecer en una seca furibunda. Mientras chupa una cantidad de humo letal, abre grandes los ojos y me mira:

—¿Se muda al barrio?

—No.

—La gente está loca. Que tenga buen día —dice antes de irse.

Abro la puerta y me meto en la casa. Es un barrio peligroso y tengo miedo. Adentro el aire está fresco y empiezo a pasearme intentando entender los desniveles entre los ambientes: si uno se para en la cocina, los pies le quedan a la altura de los ojos de alguien que está en el living. Después subo a las piezas. Entro primero en la que van a ocupar nuestras hijas, después voy a la nuestra y por último paso a la que será mi estudio. Estar a solas en una habitación vacía me da tanto miedo como estar afuera.

Me asomo a la ventana y veo los techos de chapa que se repiten hasta donde la vista alcanza.

—Acá podés armar tu estudio —dijo mi mujer cuando entramos la primera vez.

Mi mujer siempre piensa en esas cosas. Sabe que necesito un espacio donde recluirme y confía en que esto que hago en los estudios sirve para algo, aunque no nos saque a flote y además haya que trabajar. Cuando mi mujer me dice qué habitación puede ser mi estudio en una casa, me siento un estafador, un niño caprichoso que quiere una pieza para hablar solo en voz alta mientras esquiva sus obligaciones.

—Acá podés poner la mesa con la compu, allá la repisa con los libros.

Cuando me sugieren cosas, por lo general, asiento y me rasco la pera. Es una respuesta automática que doy en las habitaciones pequeñas donde el calor es insoportable. Cada vez me cuesta más ir a trabajar. Ahora que estoy solo y de espaldas a la pared, rememoro todas las habitaciones en las que me perdí la mitad de la vida: siempre han sido muy calurosas, siempre me salía un sarpullido en los cachetes del culo cuando me gastaba mis recreos en ellas, sobre todo en verano. Odio el verano. Creo que al invierno también.

—Acá también podés poner más libros y las cosas de la facultad —me dijo señalando el rincón donde estoy sentado ahora.

Estoy cansado, muy cansado. Antes padecía un insomnio crónico que me rompía soberanamente las pelotas, pero ahora me duermo en cualquier parte. Es horrible; no puedo ver televisión ni leer libros. No puedo estar mucho tiempo frente a la pantalla de la computadora, no puedo cagar con una revista entre las manos ni escuchar a la gente que habla boludeces. Me duermo. Se me cae la cabeza…

Variaciones Goldberg

Me despierta el puño que aporrea la puerta. Miro la hora, me pongo de pie y bajo para abrir.

El tipo se llama Jesús y tiene el pelo largo, pero no usa barba. Me tiende una mano húmeda y caliente que estrecho sin ganas. Es como agarrarse el pito en la ducha. Lo hago pasar y le muestro la pared con humedad:

—Hay que romper —diagnostica.

Después pasamos a los demás ambientes y revisamos inodoros, claraboyas, techos, cumbreras. Por fin me dice el precio y se va. En el fondo, creo, los dos sabemos que no volveremos a vernos. Cierro la puerta y voy hasta el patio, donde improviso una silla con un camión de juguete. Me pongo un cigarrillo en la boca e intento hundir los labios como el viejo de la vereda, pero no puedo. Chupo humo y lo suelto haciendo argollitas que revientan contra el marco de la puerta. Hay que cortar los penachos de pasto, barrer, poner muebles, clavar tornillos, hacer huecos, pisar bichos, enrejarnos hasta los dientes.

Creo que desconfío más de mi mal ocote que del barrio, aunque las historias que me contó una prima que vive a un par de cuadras me dejaron pasmado. Pasan cosas, todas muy violentas y hay que estar en guardia todo el tiempo.

—Cada tanto alguno de mi familia aparece desnudo en la puerta —explicaba mi prima—. Te afanan y te dejan en calzones.

En el bolsito que todavía no me han robado tengo un libro de cuentos de Soriano. Lo saco y me leo uno en el patio. Soriano habla sobre el hombre común en casi todas estas historias; sobre su padre, sobre el fracaso, sobre superarse.

El lunes estuve charlando de dorapa en una fiesta con un tipo que me decía:

—Vos que sos escritor tendrías que escribir sobre las cosas que le pasan al hombre común.

—¿Como Soriano?

—¿Quién orto es Soriano? Yo te digo el hombre común, el tipo que labura cien horas por días y llega a la casa con el bocho quemado y lo único que quiere es ponerla.

—Ah.

—Nadie escribe sobre ese tipo al que se le va complicando la cosa con el tiempo; quiere echarse un polvo y están los chicos, las cuentas, las cuotas, los quilombos. Al final se va a dormir o se hace una paja.

—Bukowski escribió bastante sobre esos tipos. En algunas historias los hizo subir a las terrazas para balear gente…

—A mi mujer siempre le duele la cabeza —masculló.

—¿Migraña? —aventuré.

—¡Ma qué migraña, boludo! —dijo antes de volver a la mesa junto a su esposa.

El hombre común, con esta mufa que cargo, me la fuma. Soriano también. Siento un vacío abrumador, un abismo que me separa las tetillas hasta el infinito y empiezo a reírme como un loco mientras chupo el cigarro sentado en el camioncito de juguete.

No sé cuál es la gracia.

Yo, que podría haberme dedicado a conocer el mundo como polizón, que podría haber invertido acciones en interminables noches de pool, telos y putas, que podría tener un celular cargado de amigotes de correrías con quienes patinarme los aguinaldos en boliches con cena, estoy sentado sobre un camioncito de juguete, monologando sobre la incertidumbre por inseguridad y la necesidad de un estudio con silla cómoda y Coca Light.

—La realidad es lo que creemos que reflejamos —fue la declaración postrera de mi último terapeuta.

Fatalismo. Qué cosa. Pienso en eso que anida en las argumentaciones de la gente, eso que nos dicta nuestra alocada conciencia. Una vez le escuché decir a un tipo que escribía:

—Tengo treinta años y voy a abandonar para ponerme a laburar en serio; a mi edad, Stephen King ya tenía Carrie y Fontanarrosa laburaba en Hortensia.

Recuerdo que le contesté:

—Ni hablar de Cortázar, que a tu edad cogía con La Maga debajo de los puentes.

Aprieto la colilla contra la suela de mi zapato y miro la hora. Tengo que hacer copia de las llaves e ir a buscar a mi chica al trabajo. Esta cosa que no puedo tragarme pesa como una caja llena de libros sobre un camión de mudanzas y habla con voz ronca.

Es ansiedad, y suena demasiado fuerte en las habitaciones vacías.

Esta entrada fue publicada en Relato. Guarda el enlace permanente.

57 respuestas a La vocecita de las habitaciones vacías

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. "el que sigue" dijo:

    textazo!
    Mierda, me resfrescaste un poco más la mierda que tanto me había aflorado últimamente. Y yo como un boludo poniendo tanta actitud positiva para sentirme mejor…. Por que no te vas un poquito a la con!!! vos y tu vieja!!! put!!!
    jaja… Posta.

    La vida del artista es una mierda. Uno tiene que aprender a disfrutar de éllo. A acompañar cada comida con un soretito y sonreir.
    Después de todo, sería peor creerse sin vocación, y tragarse a carcajadas la diarrea ajena.

    Fuerza (pero no te cagues).

  3. tavo dijo:

    Hace meses que vengo leyendo, y releyendo. Siempre anónimo. Si hasta me cansé de votar en los BOB’s. Siempre, cada uno de los textos, me meto, me sumerjo, me hundo. Para ser sincero casi siempre me cago de risa.
    Pero hoy es un dia raro. Muy raro. Me desperté con la conciencia cargada. De ser musico y a mi edad unos ingleses de mierda bien vestidos, están cumpliendo, lo que yo creo, que es mi sueño. Y para peor, me pongo a escuchar a otros forros ingleses, Radiohead. Para MEJOR, entro a leerlo a usted (¿te puedo tutear Joseph?. ¿Por qué la gente pregunta «te puedo tutear», cuando ya lo esta haciendo? y ¿por qué algunos te preguntan lo mismo, te pellizcan los pezones y te dicen «tú tú»?

    Hoy tenia que decirte que escribis de la puta madre. Que muchas veces me identifico, y proyecto. Y que el texto de hoy fue lo mejor que lei en esta pagina.

    Un abrazo Joseph!!

  4. El_Agustín dijo:

    Muuuuuuuuuuuuuuy bueno.
    Te felicito.
    Uno de los mejores.
    La descripción de Jesús y su húmeda mano es fantástica.
    Me hiciste reir y dar «chuchos» a la vez.
    Chau.

  5. Lulilu dijo:

    Excelente José! Me gusta lo que escribís y como lo hacés! Mezclas palabras como Soriano, Fontanarrosa, ocote y pito con mucha gracia…Gracias Rey

  6. Lulilu dijo:

    ¡Excelente José! Me gusta lo que escribís y como lo hacés!
    Mezclas palabras con mucha astucia y calidad, Fontanarrosa, ocote, pito, fatalismo…
    Gracias Rey…

  7. Liliana dijo:

    Qué curioso … yo también me siento rara hoy. Quizás sea porque son las seis de mañana o porque el texto ha terminado por barrer las innumerables telarañas que se juntan durante la oscuridad.
    Una mudanza no es poca cosa. Tu texto y lo que en él subyace tampoco, José, por lo que no sé si desearte éxito, dinero o la fuerza de voluntad para seguir escribiendo así a pesar de todo.
    Felicitaciones.

  8. El Flaco dijo:

    Las mudanzas son una cagada, siempre he tratado de mirarlas desde el punto de vista de un nuevo comienzo, por que si me paraba a ver la humedad de las paredes o el lorca de la pieza revoleaba todo a la recon%$·%·%&adre!.
    El texto jose, es sin duda un espectaculo, Peinate vuele con todo despues de la pendejada de los bob o los charly o los smith por que mierda no ponemos algun premio como los Cacho, los Cabeza e´chancho o algo mas real ??? bue! sigo con lo mio.
    Gracias de nuevo por el texto.

  9. Viejo dijo:

    Culiado, todo el relato está cargado de un aire denso, con bastante desazón. Excelente. Yo también odio el verano. Hoy tengo un humor de mierda y no tengo razones, vos sí. El viejo culiado te pidió fuego primero y después el pucho, qué garca…

    El tipo de la fiesta quería hablar por hablar, ni sabía de qué estaba hablando… nada más cotidiano que lo que escribís de tu vida, nunca mejor dicho un diario íntimo publicado. En cuanto a la realidad paralela de putas y joda, no sé. Cuando ves que estás con tu mujer, y después a tus hijas, no te parece que lo otro es una ilusión de humo? la disfrutarías pero te sentirías tan árido… Me parece. Aunque uno siempre se las ingenia para sentirse como el culo.

    Te mando un abrazo, espero que la nueva casa no sea tan catastrófica como la ves. También es parte del trauma de la mudanza no?

  10. Rox dijo:

    ¿Te mudaste frente a uno de esos templos modernos????..
    ¡¡¡Te la debo!!!..

    Yo vivo en un noveno piso al lado de uno de esos templos que cuentan con una banda musical con todos los instrumentos, y especialmente una batería de lo más estridente…
    Se la pasan todas las noches haciendo una música que estaría buena para ser de Iglesia si no fuera por que se repite absolutamente todas las noches, sobretodo cuando querés dormir..
    Lo peor llega cuando te descubrís cantando.. «El es todo-poderoso, Él es grande y majestuoso .. »

    Todas las tardes ensayan coreografías con banderines.. Cosa extraña si las hay..

  11. Javier dijo:

    A los treinta Stephen King ya tenía Carrie, Fontanarrosa trabajaba en Hortensia, Cortázar fifaba con La Maga. A los 34, Capote sacaba Desayuno en Tiffany’s: ya tenía por lo menos dos novelas anteriores, cuentos, obras de teatro, guiones… Y podríamos seguir, encontrando datos igual de alentadores.
    Pero también hay casos donde el éxito literario llegó después. Mirá si no, el caso del Bambino Veira.

    Gran texto, José: es un placer leerte.

    Un abrazo.

  12. Lulilu dijo:

    La última vez que me mudé lo hice a mi casa, es decir, la casa que con tanto sacrificio construimos mi marido y yo, que nos costó un huevo y el otro también. Y no se trata solo de la plata, es que uno va sientiendo con el paso del tiempo que nunca la va terminar de construir.
    Pero llegó el dia de la mudanza y la verdad es que guardo una sensación tan fuerte, una postal tan hermosa en mi alma de ese día.
    Nuestros hijos reconociendo el lugar y plantando bandera, ocupando sus espacios, corriendo por el extenso patio tras una pelota, ya no les haría tanta falta una plaza o la vereda.Nosotros, los grandes, no lo podíamos creer, era nuestra, es nuestra.
    De esto hace 2 años y todos los días, de un modo u otro, vuelvo a sentir, a oler, a tocar, a revivir ese día.

  13. Martín - Aquende Libros dijo:

    ¿Estás quejosa porque no viniste a tomar cerveza para encontrarte con Jesús? ¿y que encima Jesús te da la mano y parece un pito? ¿y además porque sabés que de un momento a otro la bella vista se convertirá en mirada horrorosa?
    Cuidate.
    Cuidate mucho.
    Y creo conocer ese libro de Soriano.

    Un abrazo.

  14. rencoroso dijo:

    Muy lindo che.
    Me dejaste pensando acerca de Bella Vista (no es taaaan peligrosa.. claro, si sos soltero y borrachín), Hank, la humedad de mi cocina y mi chica.

    No ceda tanto a la ansiedad, ya le va a llegar la hora.

    Afectuosos saludos.

  15. Diego dijo:

    Hace un par de semanas encontré tu blog y me gusta lo que escribís.
    Nunca comento, pero en este ultimo me vi tan reflejado que fue instantáneo hacer un comentario.
    Me paso lo mismo hace un par de años. Compre una casa toda rota (fue para lo que me alcanzo, pidiendo prestado a medio mundo, sino me hubiera comprado una en Las Delicias), que no sabia por donde empezar a arreglarla. Pedía miles de presupuestos para cada arreglo, aunque internamente sabia que no lo iba a poder hacer, seguramente esperaba que alguien me dijera «te lo hago gratis…». Hasta que decidí arremangarme y ponerme yo a laburar para mi casa. Salia de la oficina, me cambiaba y partia con mi señora y los chicos para la obra, aquel verano del 2006 fue tremendo, nunca labure tanto en mi vida, y como no tengo auto, siempre en bondi con un monto de bolsos a cuesta, pareciamos el éxodo jujeño. Al principio no sabia ni clavar un clavo, pero le metí coraje y termine haciendo revoques, poniendo cerámicos, pintando, restaurando muebles viejos, haciendo los muebles de la cocina, arreglando cañerías, etc, etc. Hiciera lo que hiciera siempre terminaba con algún dedo machucado, cada vez que terminaba con algo, me sentaba en un banquito, me prendía un cigarro y cual artista termina su obra, me quedaba observando sorprendido lo que habia terminado de hacer. Poco a poco fue quedando y si bien todavía le falta un monton al menos se parece bastante a un hogar y aprendes a valorar las cosas de otra manera y eso trato de inculcarlo a mis hijos.
    Espero que sigas escribiendo cosas de la vida cotidiana que esta muy bueno.
    Y no te olvides que el sacrificio te hace fuerte en la difíciles.
    Un abrazo.

  16. quito dijo:

    me mudé hace muy poco a un ph q fue y vino a mis manos durante 6 pesados meses… no hubo ninguna cosa q saliera bien… cada paso era una pérdida de turno o retroceder 5 casilleros… y alrededor todo se desmoronaba…

    recuerdo que dije «lo único q puede pasarme ahora es que el mundo se parta en dos y me arruine todo lo q hemos logrado hasta ahora»… a los 7 días más o menos empezó la debacle q los tiene a todos los financistas con el culo lleno de preguntas…

    pero, bue, al fin llegó el día y firmamos… y teníamos casa!
    entramos con mi chica el mismo día… al abrir las puertas se me cayó el alma por el piso, pensé que me había mandado la cagada del siglo, que todo lo que habíamos pasado al final eran señales para que lo dejara y ya, y no q luchara… el panorama era desolador y por un momento me sentí impotente…

    con detergente y escobas, cepillos y lavandina, le dimos toda esa tarde hasta que encendimos las luces y pudimos seguir dándole, para limpiarle la cara, el cuerpo y el culo…

    y ahí, cuando salí al pasillo de esos q reúnen a todos los departamentos de este tipo de vecindades y sentí casi el alma de un oliveira, cuando las luces iluminaron la madera q había estado bajo tierra, cuando la sonrisa cansada de mi mujer fue acompañada por el brillo de sus ojos, cuando bajé los brazos y me senté en un piso que me había roto el orto… ahí fue que sentí q tenía un hogar, cueste lo que cueste, valga lo q valga, sea lo q sea…

    después de varios días las paredes laten al pulso de uno y ya la casa es lo que uno es, bueno o malo, simpático o un choto de mierda, cálida o fría, invierno o verano…

    la sufrimos todavía, pero ya la queremos, y nos queremos dentro, y nos hace bien que la casa nos esté esperando…
    la casa está en el corazón de capital federal, en pleno barrio de once… no es un lugar fácil, para nada… pero bue, como dijimos con mi hermano: para volar tenemos q tener dónde picar… y a veces se trata de la última baldosa en pie, o de un campo completamente extenso… lo que sea, todo hay que disfrutarlo y aprovecharlo que seguro tiene su lado bueno…

    perdón, no pensaba escribir tanto sobre esto sino más bien quería mencionar algo que me emocionó, que fue «—Ni hablar de Cortázar, que a tu edad cogía con La Maga debajo de los puentes.» Casi lloro con esto… resume tantas cosas… yo tengo treinta años, cientos de poemas escritos, algunos cuentos irracionales, y un par de novelas verdes, todo en cajones mal cerrados… y muchas veces pienso en cosas como estas que mencionás…

    y el tema está ahí, en que a tipos como cortázar no le importaba «ser» cortázar para alguien, sino cojer con la maga debajo de un puente… y ahí reside su genialidad… un distinto…

    lástima no haber podido compartirle un cigarro…

    josé, te agradezco mucho por este texto, fue excelente, me hizo pensar, escribir, y reconocerme a mí mismo… se lo pasé a un amigo q padece la misma vida… o acaso no somos tipos normales? o acaso no fue este texto sobre tipos normales?

    gracias otra vez… y mil perdones por tanta letra junta, es que, como usé de excusa otras veces, me agarra esta diarrea que no puedo parar cuando me empacho de cosas tan zarpadas…

    quito.

    brodeldime.com.ar

  17. quito dijo:

    me mudé hace muy poco a un ph q fue y vino a mis manos durante 6 pesados meses… no hubo ninguna cosa q saliera bien… cada paso era una pérdida de turno o retroceder 5 casilleros… y alrededor todo se desmoronaba…

    recuerdo que dije «lo único q puede pasarme ahora es que el mundo se parta en dos y me arruine todo lo q hemos logrado hasta ahora»… a los 7 días más o menos empezó la debacle q los tiene a todos los financistas con el culo lleno de preguntas…

    pero, bue, al fin llegó el día y firmamos… y teníamos casa!
    entramos con mi chica el mismo día. al abrir las puertas se me cayó el alma por el piso, pensé que me había mandado la cagada del siglo, que todo lo que habíamos pasado al final eran señales para que lo dejara y ya, y no q luchara… el panorama era desolador y por un momento me sentí impotente…

    con detergente y escobas, cepillos y lavandina, le dimos toda esa tarde hasta que encendimos las luces y pudimos seguir dándole, para limpiarle la cara, el cuerpo y el culo…

    y ahí, cuando salí al pasillo de esos q reúnen a todos los departamentos de este tipo de vecindades y sentí casi el alma de un oliveira, cuando las luces iluminaron la madera q había estado bajo tierra, cuando la sonrisa cansada de mi mujer fue acompañada por el brillo de sus ojos, cuando bajé los brazos y me senté en un piso que me había roto el orto… ahí fue que sentí q tenía un hogar, cueste lo que cueste, valga lo q valga, sea lo q sea…

    después de varios días las paredes laten al pulso de uno y ya la casa es lo que uno es, bueno o malo, simpático o un choto de mierda, cálida o fría, invierno o verano…

    la sufrimos todavía, pero ya la queremos, y nos queremos dentro, y nos hace bien que la casa nos esté esperando…
    la casa está en el corazón de capital federal, en pleno barrio de once… no es un lugar fácil, para nada… pero bue, como dijimos con mi hermano: para volar tenemos q tener dónde picar… y a veces se trata de la última baldosa en pie, o de un campo completamente extenso… lo que sea, todo hay que disfrutarlo y aprovecharlo que seguro tiene su lado bueno…

    perdón, no pensaba escribir tanto sobre esto sino más bien quería mencionar algo que me emocionó, que fue «—Ni hablar de Cortázar, que a tu edad cogía con La Maga debajo de los puentes.» Casi lloro con esto… resume tantas cosas… yo tengo treinta años, cientos de poemas escritos, algunos cuentos irracionales, y un par de novelas verdes, todo en cajones mal cerrados… y muchas veces pienso en cosas como esas…

    y el tema está ahí, en que a tipos como cortázar no le importaba «ser» cortázar para alguien, sino cojer con la maga debajo de un puente… y ahí reside su genialidad… un distinto…

    lástima no haber podido compartirle un cigarro…

    josé, te agradezco mucho por este texto, fue excelente, me hizo pensar, escribir, y reconocerme a mí mismo… se lo pasé a un amigo q padece la misma vida… o acaso no somos tipos normales? o acaso no fue es este texto sobre tipos normales?

    gracias otra vez… y mil perdones por tanta letra junta, es que, como usé de excusa otras veces, me agarra esta diarrea que no puedo para cuando me empacho de cosas tan zarpadas…

    un fuerte abrazo.
    quito.

    brodeldiome.com.ar

  18. José Playo dijo:

    @“el que sigue”: yo creo que el tema es, justamente, no plantearse «ser artista». Los otros días hablaba con un amigo de esas cosas, de los rótulos que sólo sirven para que la gente se cague de risa. Si sos artista no podés ser otra cosa, con lo que quiero decir que los rótulos definen y son excluyentes, por eso me gusta pensar que uno es un montón de cosas, a veces artista, a veces boludo, a veces laburante, a veces padre/madre, a veces puto/puta. Es más fácil así, es menos pesado y te permite seguir buscando cosas. Qué sé yo, esto de ser artista me hace escribir muchas boludeces. No me imagino, por caso, a Cortázar diciendo «porque yo soy artista, ¿viste?». Me parece que es una fibra, un impulso, una necesidad, una apuesta, con la que uno vive y sobrevive, porque la mayoría de las veces hay que escribir, cantar, componer, tocar el piano o dibujar en el tiempo que nos queda. Eso, me parece, fue el sentido del texto. Tanto tiempo, Cristian. Es un horror mudarse a fin de año.

    @tavo: qué lindo comentario, tavo. En los foros, a las personas que no comentan, se les dice cariñosamente «muditos». Siempre me ha intrigado mucho la opinión de la gente que pasa por acá y nunca comenta, quiénes son, adónde están, qué hacen. Gracias por todo lo que pusiste como puntapié inicial, a veces vivimos tan acelerados que estas cosas lindas se nos pasan, en el último mes hubo muchos comentarios de muditos que se me fueron por debajo del alambrado y nunca llegué a contestarlos. Mal. Pero bien. Abrazo.

    @El_Agustín: ja, «chuchos». Gracias, viniendo de la dureza es doblemente tierno el comentario.

    @Lulilu: gracias, che. No sé si hay tanto mérito como catarsis, estamos muy cómodos en esta casa que dejamos ahora, muy cómodos y contentos. Nuestra hija juega en la vereda, los vecinos se saludan y se cuidan unos a otros, hay buena convivencia y todo es muy lindo. Espero poder llevarme eso para sembrarlo en los seis metros de vereda que me corresponderán por los próximos meses.

    @Liliana: espero que haya quedado en claro que lo que subyace al texto es algo positivo, aunque sea difícil de vislumbrar. Con que me desees noches frescas frente a la compu me basta. Saludos y gracias.

    @El Flaco: gracias a vos. Era hora de volver, mucho agite en otro idioma y al final el blog te queda como esos linvings que amanecen llenos de vasos sucios y platos con resto de torta. No está mal que este primer texto post nominación sea una doble forma de acomodar un poco el despelote. Abrazo.

  19. José Playo dijo:

    Me voy a fumar y sigo contestando en un rato.

  20. Walterio dijo:

    …y a continuación, me retiro a mi cuarto a buscar un buen geriátrico en las páginas amarillas.

    Ha sido un gusto haber compartido este tiempo, pero lo de no haber alcanzado el éxito a los 30… fue demasiado!

  21. José Playo dijo:

    @Viejo: pensé que no se había notado la treta para garronear el tabaco, gracias por comentarlo. Y estoy de acuerdo con destacar las cosas que valen la pena, sucede que de vez en cuando se abre un pozo debajo de los zapatos y es necesario bajar un poco para pegar el salto y regresar a la superficie. No digo que uno sea más feliz yendo de putas y todo el tema, me gustó el contrapunto con la vida familiar y el reposo, que disfruto y reivindico. A veces tengo necesidad de verbalizarlo. Y sé que la culpa de estas cavilaciones la tienen las cajas, la cinta de embalar y el quilombo de dar de baja los servicios para evitar exceso de pagos. Abrazo, Fede.

    @Rox: estoy seguro de que alguna historia interesante saldrá de esta experiencia. Eso siempre es un consuelo para mí, cuando la letra es rivotril, todo es mucho más hermoso, ¡Aleluya!

    @Javier: lo del Bambino tira por tierra toda la teoría del escritor pesimista citado. Lástima no haber tenido presente el ejemplo para retrucar cuando era necesario.

    @Lulilu: el día que tengamos casa propia, que no debamos ni un ladrillo, ni una cuota, sé que voy a dormir cien horas seguidas. Pagar alquiler es una sangría amarga y lenta que no lleva a ningún lado. No puedo dejar de pensar que es el peor de todos los negocios. Todas las personas que se convierten en propietarios están contentas, tanta gente no puede estar conspirando. Qué lindo, che. Me alegro mucho por ustedes. Sonrío y mando abrazo.

    @Martín – Aquende Libros: hubiera dado dos bolsas de arena fina por estar en esa mesa y no en otro lado. Una cagada, hasta que nos acomodemos habrá que regirse por el azar y seguir puteando. Al menos hago un esfuerzo para que la queja sea constructiva (quiero creer eso). Te suena Soriano porque le diste en el clavo. Gracias y abrazo.

  22. José Playo dijo:

    @rencoroso: a todos nos llega la hora (como diríamos en Córdoba: «fatalista, el guaso»). Tengo que estudiar bien cómo es la onda con el barrio, al parecer hay algunas cuadras más heavies que otras, pero la diferencia es tan sutil como el cambio de color en las baldosas de la vereda. Sé que en cuanto ubique bien el quiosco, la panadería y el delivery de empanadas, todo resultará más bello a la vista. Hasta entonces.

    @Diego: me parece que cuando comprás una casa el espíritu debe ser otro, a mí lo que me saca energías es la incertidumbre, dudar antes de poner un clavo y optar por dejar los cuadros en una caja, no colgar las repisas porque después habrá que enduir las paredes y volver a pintar. Esa cosa recurrente y anorgásmica (de nunca acabar) te liquida. Sumado al hecho de que en menos de un año lo hemos hecho tres veces, es mortal. Me gustó el espíritu de apropiación en tu comentario, eso de ir ganando espacios dentro de tu espacio. Muy linda la imagen. Gracias, bienvenido.

    @quito: qué lindo todo lo que cuentan, che. Da muchas fuerzas. Lo del ejemplo de La Maga tenía que ver con destacar qué es lo importante para cada uno, con poner el acento en la búsqueda, que siempre tiene mejor sabor y más magia que el logro y la llegada. Digo, si el objetivo solamente es pintar el mejor cuadro, cuando lo logres te vas a tener que poner a hacer otra cosa. Yo no quiero colgar los guantes, quiero que esto no termine nunca, quiero seguir y seguir buscando. Gracias por el comentario.

    @Walterio: es que esta idea de la carrera exitosa, como le decía a quito acá arriba, es una necesidad creada para joderle la paciencia a la gente. La anécdota del escritor es triste, y la he visto repetida en boca de mucha gente en muchas otras disciplinas: los logros parece que sólo pueden medirse en función de lo que hacen los demás. A mí la noción de tarea cumplida me suena a lo que hago todos los días para ganar unos mangos y mezclar el placer con la obligación me empacha, tengo que reconocerlo. Pienso en tus fotos, por ejemplo, en que si te quedás con que nunca vas a tener un camarón reflex digital y entonces siempre vas a sacar malas fotos, no tendrías tan lindas postales de tantos lindos lados. Yo me obligo a ser optimista todos los días, reinventando una forma de disfrutar cada cosa nueva que me cae en las manos. Estos textos, como le decía a Viejo, a veces salen para darme un cachetazo, para forzarme a ver todo el manual interno que me rige y borronearlo. La respuesta de La Maga quiso ser irónica, y no creo que esa persona haya dejado de escribir porque le tiré ese ejemplo, me inclino a pensar que dejó de escribir porque entendió que no había un buen negocio detrás de eso; que escribir no se plantea como grado y posgrado.
    ¿Quién quiere ser artista? Qué concepto más raro…
    Abrazo, Walt.

  23. Aldana dijo:

    Creo que todos nos sentimos identificados con este texto, sin miedos, dudas, paranoia, etc. que sentido tendria esta vida de mierda…. seria una alegria constante, es decir no tendria polos opuestos con que la comparariamos?. Excelente texto una vez mas…

  24. eduardin dijo:

    loco, cuando lei tu texto pense en entrar a darte animos, y me encontre con otras dos mil personas que tuvieron la misma idea. por mas que quieras, parece que no vas a estar muy solo mostro. adelante en tu nuevo emprendimiento. BUENISIMO EL RELATO.

  25. Martín - Aquende Libros dijo:

    @José Playo: «Lo de Mario» empanadas, pizzas, pollos y algunas cosas más
    Misiones 1769 – 4605432

  26. José Playo dijo:

    @Aldana: comparto esa forma de ver las cosas.

    @eduardin: muchas gracias. Francamente estoy sorprendido por las cosas que puede generar compartir lo que uno tiene en la cabeza en determinado momento. Abrazo.

    @Martín – Aquende Libros: te acabás de ganar el Premio al Comentario Más Tierno en la historia de Peinate. Si no tuvieras tanta barba, te daría un flor de beso.

  27. José Playo dijo:

    (¡No vale afeitarse, canté!)

  28. "el que sigue" dijo:

    fue un exito el texto nomás. Si uno es un conjunto de cosas. Y sirve pensarlo así para cuando está complicado, muy atareado, o sobreexijido al pedo. Sin embargo más allá de los rótulos estrictos, uno tira para un lado. Hay cosas que determinadamente uno las hace mejor. Como si hubiera nacido para eso. No hay cosa más linda que dar lo que mejor haces.
    Igual como siempre, y peor por texto, el problema de intercambiar ideas es el lenguaje. Tengo una realción de amor odio con el lenguaje. BUE, me fui de mambo.
    Abrazo.

  29. "el que sigue" dijo:

    tengo una relación de odio con la frase «tengo una relación de amor odio»

  30. Martín - Aquende Libros dijo:

    @José Playo: Deciles que yo te los recomendé.
    Y por el beso, paso, gracias. Prefiero que te garpes una red lager.

  31. Viejo dijo:

    José, cagate de risa pero en mi recibo de sueldo dice ‘puesto: ARTISTA’

    jajaja, me cago de risa con eso.

    Una vez conocí un tipo que me pregunta ‘qué hacés’ y le digo ‘soy artista en una empresa de videojuegos’ y me dice ‘ah mirá vos, yo también soy ARTISTA’. ‘ahá? qué hacés?’ y me dice ‘nah, soy Artista, filósofo, filántropo…’ y ahí es cuando mis oídos se cerraron, lo miro fijamente y pienso ‘QUE PAPAZO!’

    Fuera de joda la denominación artista

  32. Viejo dijo:

    es graciosísima cuando sale de la boca de uno mismo…

  33. Lulilu dijo:

    José: es cierto, pagar alquiler es un tremendo garrón! Nosotros pagamos durante 8 años 1500 mangos religiosamente del 1 al 10 de cada mes. Es mucha guita… Si me aceptas te doy un consejo: no construyas, comprá. Construir para el que no es del gremio es una experencia desvastadora, se gasta mucho más porq

  34. xavier dijo:

    José. Realmete sos un escritor. Es increíble como logras semejante texto de la nada.
    Te felicito de corazón.

  35. Fabiana dijo:

    Es horrible pasar por una mudanza. Es espantoso convivir con gente que arregla por un lado y rompe por el otro. No tener baño, hundirte en la mugre…Te entiendo. Es un asco.
    Y además, es un trabajo extra adaptarse a los nuevos vecinos. Todas caras raras y vidas desconocidas.
    En definitiva, te compadezco.
    Buen fin de semana.

  36. Itzia dijo:

    Hay algunos que se sienten tan jóvenes y son tan viejos y otros que somos tan viejos que nos creemos jóvenes. A nuestra edad, siempre, alguien ya hizo algo, por supuesto, mucho mejor de lo que lo pudimos haber hecho nosotros o por lo menos que lo hubiésemos intentando.

    Es hermoso lo que escribiste, es hermoso oír el relato de un hombre común que habrá con otro que le dice se debe de escribir sobre los hombres comunes… ¿Que no somos hombres comunes todos?

  37. Carlos dijo:

    Hola José,

    Me acabao de desvelar, temas de laburo… familia, y alquileres… coincido con vos, una sangria. Con mi esposa laburamos todo el puto día y la vez que podemos charlar concluimos en que «vamos a tener algo cuando heredemos»… tristísimo!

    Estoy muy lejos de ser artista, y mucho menos escritor, solo trato de poner los signos de puntuación en el lugar correcto y no siempre me sale.

    Como te decía, me desvelé, me levanté y prendí la compu… me acordé de tu blog y aqui estoy. Mas allá de lo que me transmitiste durante la lectura (evidentemente escribís muy bien) me hizo sentir bien leer algo mas real que lo que generalmente leo y, en cierta forma, no sentirme tan solo en esto de pelearla todos los días.

    Te felicito, creo que has logrado muchas cosas, sinceramente.

    Bueno, como no me da el cuero para escribir mas y vivo cerca de Bella Vista, te recomiendo algunas cositas…
    Además, como mi mujer labura afuera de casa y yo voy y vengo, soy el que hago las compras y busco y rebusco lo que mas nos conviene. Ella es un peligro, cae en todas las trampas de las puntas de góndola jaja

    Almuerzo en DB (Doña Beti), en Julio A. Roca antes de llegar al Ala, justo en frente de la feria. $12 el menú, sopa, comida y postre. No es para lucirte con una mina, pero se come bien y por 12$ en otro lado ni un sandwich.

    Al lado… hay un quiosco que sirve para comprar los puchos o lo que se te ocurra cuando todo cerro de noche, justo al frente de un EG3 cerrada… tenés que conocer el personaje que lo atiende.. «El Ever». No te lo podés perder!!! Algunos comentan que el Alfa Romeo que tiene se lo compró vendiendo productos non sanctos, yo creo que no le hace falta, con el «recarguito» que le mete a los productos en esos horarios, suficiente.

    Paso de los Andes antes de llegar a Julio A. Roca… JOIA. (no es joya en cordobés, se escribe así). Desde ganchitos para la soga a desengrasante industrial, excelentes precios para todo lo que signifique higiene en tu nuevo hogar y sobre todo, cuidar el mango.

    Pizzas y Empanadas de Goldhy. Justo en el Ala, 4654886. Empanadas tipo alpargatas y riquisimas.

    Si andás en auto o tenes ganas de caminar, Rio Negro y Domingo Funes, la mejor carnicería de la zona, carne de primera y precios excelentes. Creo que faenan ellos según me han comentado, asi que en época de piquetes, nunca falta nada.

    Empanadas Arabes, también, en Arturo M. Bas a una o dos cuadras de Julio a Roca, bien en Beauty View. No mirés mucho la cocinera y ni preguntes de que mamifero es la carne, pero son las mas sabrosas que he comido.

    Si necesitas algo mas, preguntá… hace 6 años que alquilo en la zona. Mi mujer puso la punta del compás en el mapa, justo arriba de la casa de su vieja, lo abrió un poquito, trazó el circulo y me dijo «fijate en que lugar de todo lo que está dentro del circulo queres que alquilemos»… ta claro no?

    Te mando un abrazo, me voy a preparar otro Fernet con Coca Zero (costumbre que adquirí gracias a un amigo diabético que, obviamente, se autoengaña con la Coca… no debería tomarse medio fernet ni con agua).

  38. El_Agustín dijo:

    Carlos… puedo darte la dirección de mi casa así me avivás un poco a mi también??
    El nomenclador cartográfico un poroto a tu lado.

  39. Liliana dijo:

    José:
    ¡¡buenas, frescas y creativas noches frente a la compu!!

  40. Mauro dijo:

    La puta madre, qué lindo escribís.

  41. karmacafein dijo:

    josé; soy otro de los tantos muditos que te leen desde hce mucho, …la cosa es q este texto me llego demasiado. Y por eso escribo, describiste desde lo particular lo que sentimos todos al mudarnos. El cagaso a lo desconocido, los nuevos vecinos que generan misterio, el nuevo lugar que nos hce preguntarnos si estamos donde queriamos estar hce unos años, ese fatalismo al q referis y otros q no puedo describir pero q identifico como propios, al igual q muchos…

    falto nomas el personaje ( amigo, fliar, novia, etc) que cuando le contas este tipos de cosas te responde con el clasico cordobes » y bueh, es lo q hay» mitad resignate mitad ponele pilas…

    eso nomas,
    y gracias por dejarte leer. saludos.

  42. Walterio dijo:

    @José Playo:

    Entre los artistas y en materia de «exito» el ejemplo excepcional de Louise Burgeois arroja a la basura el apotegma pelotudo del reconocimiento público y crítico a edad temprana.

  43. Walterio dijo:

    Acabo de alcanzar el éxito! logré que el hipervínculo de Louise Burgeois me saliera con cierta decencia.

  44. Walterio dijo:

    …y sigo con los trabalenguas: apotegma pelotudo, cierta decencia, aliteraciones alterantes…
    Suspendí mi búsqueda de los geriátricos en páginas amarillas, así que continuaré apareciendo por acá (y si… mis fotos son puro ojo y 0% de técnica, así como mis textos tienen más paciencia y entusiasmo que marketing editorial).

  45. Javier dijo:

    Realmente , José, tenes un aire a Tennesse Williams pero con mas onda.

    Y aclaro que me encanta Tennesse Williams.

    Exelente post.

  46. BoyCordoba dijo:

    José, la verdad que este post me obliga a salir de las sombras y volver a comentar después de un largo tiempo de pereza dactilar. Todos los sentimientos que describís me están pegando fuerte y de cerca en las últimas semanas en las que estoy evaluando dejar mi depto en Nva Cba para buscar una casa en un barrio, ya sea para alquilar o, incluso mejor, comprar. La sangría que representa el alquiler está llegando a los huesos y hay que hacer algo.
    También el tema de preocuparte por tu esposa e hijas…. a pesar de mi situación, creo nunca dejé de pensar en el hogar con hijos (no sé si tanto con esposA ya) pero el haber compartido los últimos meses con un amigo, con su esposa e hijos me me ha revuelto miles de cosas que creía solucionadas internamente.
    El ver crecer al benjamín de la flia. con 1 añito y medio y ver como en 3 meses pasa de apenas sonidos inconexos a balbucear cosas medianamente entendibles y a veces coherentes es una maravilla. También el ver como a pesar de algunas privaciones y la misma lucha diaria de todo el mundo tienen la fuerza de formalizar y firmar en el registro civil, casarse de una vez y hasta la muerte, ponerle fuerzas a la relación y darle para adelante sin dejarse abatir por el día a día.
    Qué se yo, grandote sentimentaloide y pelotudo he sido ultimamente y con sentimientos (algunos) compartidos.
    Un abrazote grandote y mucha fuerza. Cualquier mano que necesite con la casa, pegue un chiflido y allí estaremos.

    Y mejor le doy al botón «Comentar» antes de arrepentirme…

  47. Xime! dijo:

    Hola Jose!!! Soy otra de las personas que no escribe mucho, pero me encanta leerte y empece a llevar a mi hermana primero y a mi viejo de a poco por el camino de la lectura de tus textos..
    Escribo porque de algun modo entiendo el embole de la mudanza y no sabes cuanto!! Me sacaron de la casa que habian alquilado durante mis primeros 16 años para mudarnos a una propia y no te puedo decir lo que sufri! Estaba llena de recuerdos para mi (los 8 años que disfrute a mi abuelo Puchi, la calle que escribieron mis amigos para mis 15, en fin. Miles de recuerdos) pero hacia un año habian entrado a la siesta y a mi viejo lo despertaron a con u revolver en la cabeza y el ya no podia dormir por las noches, se lo banco bastante bien porque es medico y con las guardias dormia poco y funcionaba, pero llego el momento en él que no soporto mas y nos tuvimos que mudar. Tuve la suerte de que consiguieran una casa a una cuadra de la anterior, pero igual para mi mi casa es la otra, es dificil de explicar.
    Veo que estas sufriendo doble, por un lado el brete de la mudanza, que es una cosa que nunca termina, pero por el otro y para mi el mas importante, que es el cambio abrupto de ambiente! conozco Barrio Parque y conozco tambien Bella Vista y Güemes… salis de un mundo y pasas a otro! que te voy a decir tuve amigas que vivian ahi hace bastante y la vida ya no era facil, sinceramente… Pero soy de la postura de que si estas paranoico peor es.
    hay cosas que son importantes a la hora de entrar por aquellos territorios:
    *Nunca mirarlos de mala forma, es mas se amable que eso te va a dar buenos frutos
    *Algo fundamental!! No meta a todos los habitantes de la zona en la misma bolsa, esta lleno de gente que se rompe el culo laburando para poder sobrevivir. (con esto no digo que lo haya hecho en algun momento, solo que a veces los seres humanos tendemos a generalizar)
    *Evite andar con objetos llamativos! Por ej celulares a la vista, mp3, etc.. Capaz ellos estan mejor «equipados» que todos nosotros juntos pero siempre quieren mas!
    *Si anda en auto, meta todo todoooo en el baul, no lleven camperas, carteras o cosas de valor a la vista, son capaces de meter medio cuerpo adentro del auto para sacarle cualquier pavada y lo sufre el que va en el auto. Un dato en el semaforo de Zen si anda de noche no pare si no es necesario, ahi se hartan de romper vidrios!
    *Mantenga un perfil Bajo y va a andar bien estimado.
    Son pavadas pero le aseguro que sirven, sino puede hacer lo que hacia la flia de la chica de Güemes, con la cual ya por suerte no me junto, se manejaban como matones mas o menos y los tenian amenazados a los que sabian que eran de mala calaña.. Pero para eso hay que tener ganas. Yo soy partidaria del Respeto mutuo, le recomiendo el bajo perfil y la amabilidad.
    Ah!! Un dato importante para usted y para Carlos que paso la data de los lugares de comidas, saquen de la lista a Gholdi, se demasiado de la calidad de los productos con los que preparan las ricas empanadas y no es saludable!
    Cuidese!
    que le sea leve!

  48. Carlos dijo:

    José…

    Asi que te andás codeando con gente de Sendero Luminoso en el barrio?

    http://www.cadena3.com/post_ampliado.asp?post=19942

    Lo que te faltaba no? 🙂

    Xime…
    contá eso de las empanadas. Me interesa por que cada vez que viene alguien a mi casa y quiere empanadas, pido ahi; no quiero tener alguien que se me ponga verde.
    Por otro lado, gente que viene, gente que le gusta pero mi mujer insiste en que no… cada vez me convenzo mas de que es bruja.

  49. quito dijo:

    será q si se alcanza la fama uno cree q alcanzó la genialidad no?

    es verdad josé, la belleza está en elegir a la propia maga y elegir el puente donde guarecerse… en ir buscando lo que uno no sabe que busca… el reconocimiento puede llegar a ser desgastante y hasta anular la verdadera búsqueda, cosa que a louise no parece haberle pasado… mejor para ella…

    es ese hambre que acecha, esa necesidad de largar algo, esa angustia encerrada hasta que por fin resbala una línea sobre un papel o la pantalla… es eso lo que hace moverse y vivir…

    te confieso algo: llegué a sentirme culpable por tener algo mío… por un momento creí q no podría mirar al mundo porque, además, no quería estar atado… pero después caí en que está bueno volar y tener donde picar… después de todo hasta que no tengamos boleto a las nubes siempre vamos a tener oportunidad de disfrutar de un buen «porrón y cuenta nueva» (http://joseplayo.blogspot.com/2008/09/porrn-y-cuenta-nueva.html)

    lo bueno de avanzar en algún sentido es que nunca se terminan los problemas…

    sigamos buscando…
    «Y era tan natural cruzar la calle, subir los peldaños del puente, entrar en su delgada cintura y acercarme a la Maga que sonreía sin sorpresa, convencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual en nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo de dentífrico.»

    otra vez se me safaron los eslabones…

    que viajen mis gracias…

    quito.
    http://www.brodeldiome.com.ar

  50. Muy bueno el texto. Me gusta su ritmo zigzagueante y su honestidad brutal.

  51. Natalia dijo:

    Primera vez que llego a este blog…que texto tan duro..y cargado de tristeza..pero muy bueno!!!

  52. Xime! dijo:

    Carlos! simplemente hacele caso a tu mujer, con todo el respeto que se merece ella, es una BRUJA!!!
    Un abrazo!

  53. elrober dijo:

    boloooo!!!! mi viejo se crió en Bella Vista, él es de Güemes, pero se conoce a todos y cada uno de los choros, siempre imaginé (o quise hacerlo) que también robaba de joven, pero se que ama demasiado la libertad, mi tío en cambio estuvo guardado mucho tiempo. Tengo una estilo Playo que me pasó al mudarme, pero de Sargento Cabral a Alta Córdoba. Resulta que había una ficha que se volvía al poco tiempo de prender la luz, y como era la del comedor decidí solucionarlo cambiándola por otra igual que había en la cocina pero no se usaba(ahorro brutal que le dicen). Corté la luz, las intercambié y me fui a bañar. Abrí la ducha, me metí debajo del chorro helado (hacía como 40 grados y trabajé sin ventilador por lo del corte) y al acercarme a la pared rocé el mezclador que está debajo de las llaves del agua con el pito (si) dandomé el hijo de puta una patada, no de 220 voltios, pero seguro como de 110 de dicha medida, el salto que pegué acompañado con el grito hizo que los (nuevos) vecinos de seguro me conocieran. No me animé a tocar nada más y si hubiera tenido una nube o alfombrra mágica salía del baño levitando. Por suerte mi hijito de 8 años sabe cortar la luz y lo hizo rapidísimo. Luego descubrí que en el cambiaso pinche un cable positivo con un tornillo y de ahí la fuga de electricidad. UNA SITUACIÓN PLAYO TODO MÍA!!!
    FELIZ NAVIDAD LOCAZO!!!! SI ME IRÍA DE VACACIONES HUBIERA QUERIDO TENER UN LIBRO NUEVO TUYO. Pero mi niña va a nacer a mediados de enero y no da para irse con ella tan chiquititita. Morena rules

  54. elrober dijo:

    boloooo!!!! mi viejo se crió en Bella Vista, él es de Güemes, pero se conoce a todos y cada uno de los choros, siempre imaginé (o quise hacerlo) que también robaba de joven, pero se que ama demasiado la libertad, mi tío en cambio estuvo guardado mucho tiempo. Tengo una estilo Playo que me pasó al mudarme, pero de Sargento Cabral a Alta Córdoba. Resulta que había una ficha que se volvía al poco tiempo de prender la luz, y como era la del comedor decidí solucionarlo cambiándola por otra igual que había en la cocina pero no se usaba(ahorro brutal que le dicen). Corté la luz, las intercambié y me fui a bañar. Abrí la ducha, me metí debajo del chorro helado (hacía como 40 grados y trabajé sin ventilador por lo del corte) y al acercarme a la pared rocé el mezclador que está debajo de las llaves del agua con el pito (si) dandomé el hijo de puta una patada, no de 220 voltios, pero seguro como de 110 de dicha medida, el salto que pegué acompañado con el grito hizo que los (nuevos) vecinos de seguro me conocieran. No me animé a tocar nada más y si hubiera tenido una nube o alfombrra mágica salía del baño levitando. Por suerte mi hijito de 8 años sabe cortar la luz y lo hizo rapidísimo. Luego descubrí que en el cambiaso pinche un cable positivo con un tornillo y de ahí la fuga de electricidad. UNA SITUACIÓN PLAYO TODO MÍA!!!
    FELIZ NAVIDAD LOCAZO!!!! SI ME IRÍA DE VACACIONES HUBIERA QUERIDO TENER UN LIBRO NUEVO TUYO. Pero mi niña va a nacer a mediados de enero y no da para irse con ella tan chiquititita. Pilar rules (hubo un cambio de nombre)

  55. José Playo dijo:

    @elrober: QUÉ BUENO. Culeado, ahora veo que olvidé dejarte el comentario felicitándote por la anécdota del pito electrocutado, es MORTAL. Me gusta más Pilar. Te mando un abrazo fuerte.

    José.

  56. Lilith dijo:

    Vine a boyar acá desde «Cuelgue con burdel balcánico», a raíz de un comentario.

    Si aquél texto es notable, éste es magnífico.

    Bien por la Literatura, Playo (que a esta altura ya te parecés al amigo escritor que todos queremos tener).

    Saludos bis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *